Vecinas de la Cañada Real con pancartas reclaman una solución para los cortes de suministro eléctrico. Europa Press

Vecinas de la Cañada Real con pancartas reclaman una solución para los cortes de suministro eléctrico. Europa Press

Madrid

Nochebuena sin luz en la Cañada Real: los vecinos denuncian los cortes en la Fiscalía

Más de 4.000 personas viven sin luz desde hace casi tres meses mientras proliferan los cultivos de marihuana que complican el suministro en la zona.

24 diciembre, 2020 12:11

Noticias relacionadas

Desde hace 80 días, más de 4.000 personas de la Cañada Real de Madrid viven prácticamente sin luz. Los cortes son constantes y el frío y las fiestas de Navidad agravan una situación que ha llegado ya a la Fiscalía Provincial de Madrid mientras que la Comunidad de Madrid insiste el desmantelamiento de los cultivos de marihuana que provocan esos cortes. 

En la Cañada Real viven 1.800 menores que llevan casi tres meses sin luz y, por extensión, sin calefacción, un hecho que puede tener carácter delictivo, por lo que los vecinos del sector 5 de este asentamiento han registrado ante la Fiscalía un denuncia por cortes de luz. 

Los vecinos afirman que los cortes de luz se deben a una reducción de potencia en las torres de suministro de energía por parte de la empresa Naturgy que podría ser "por orden o autorización de las administraciones" públicas. Sin embargo, desde la consejería de Vivienda de la Comunidad de Madrid se exige a la Delegación del Gobierno que "desmantele las plantaciones de marihuana".

En la Cañada Real, una antigua vía pecuaria de 14,4 kilómetros de longitud y hasta 100 metros de ancho, viven más de 7.500 vecinos. Está dividida en seis sectores que discurren por los municipios de Madrid, Coslada y Rivas-Vaciamadrid, de los cuales el quinto y el sexto están afectados por cortes de luz causados por las subidas de tensión que genera el cuidado de los cultivos ilegales de marihuana.

La tensión no aguanta

Fuentes cercanas a Naturgy explican a EL ESPAÑOL que en cuatro de los seis sectores de la Cañada Real ya se ha recuperado la normalidad y que en el quinto, el que ha acudido a la Fiscalía, la situación se está estabilizando. Es en el sexto donde más problemas hay ya que es aquí donde está el mayor número de plantaciones de marihuana.

La compañía eléctrica explica que están abiertos a todas las soluciones posibles con las Administración y que la línea de media tensión de esta zona sirve para dar servicio para todos los habitantes pero que no aguanta el tirón que suponen las plantaciones. Sin embargo sobre la mesa hay otra solución que es meter una línea de alta tensión en la zona, algo que debería autorizar el Ministerio de Industria.

Estas fuentes insisten en que se sigue dialogando con la Comunidad de Madrid, los vecinos, ayuntamientos afectados y la Delegación de Gobierno y que se intenta recuperar la corriente. Otra opción es la colocación de generadores eléctricos, como exige el defensor del Pueblo, aunque ninguna de las administraciones se pone de acuerdo sobre esto.

"Plan intencionado"

Mientras, los vecinos piden soluciones a la Comunidad de Madrid y los ayuntamientos que firmaron el pacto regional por la Cañada Real, al recordar que en su anexo III "explicita la garantía de suministros básicos". Se quejan de "la situación de desamparo por falta de suministro de luz, desde hace ya tres meses" una situación, en su opinión, vulnera los derechos fundamentales de los niños "de acuerdo a la convención de los Derechos del niño" de la ONU".

Consideran que estos cortes de luz son un "plan organizado e intencionado" para expulsarles de sus casas ya que los planes urbanísticos de Madrid están en el suelo que ocupan actualmente sus viviendas.

Por otro lado, han pedido a la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, "una rectificación pública sobre la criminalización que hizo" en el pleno de la Asamblea de Madrid del 10 de diciembre "a todos los madrileños que residen en la Cañada".

En ese pleno, Ayuso dijo que es la Delegación del Gobierno en Madrid la que "tiene que actuar" en la Cañada Real y mientras la Policía "no haga nada" es "inviable" que estas personas dejen de estar "enganchadas ilegalmente a la red". "El consumo es tan ingente que es que ni siquiera querrían pagar las facturas. Para tener los Porsche ahí aparcados bien, pero para pagar las facturas, que es lo que está haciendo esos cortes, no", añadió.

La Comunidad de Madrid cree que quien debe de solucionar esta situación es la Delegación del Gobierno. El consejero de Vivienda, David Pérez, les ha instado a que cumplan cuanto antes el plan de choque para la Cañada Real y "desmantele las plantaciones de marihuana" para poder solucionar los apagones.

Pérez ha explicado que, en cumplimiento de los realojos previstos en el pacto por la Cañada Real, la Comunidad de Madrid "tiene compradas 75 viviendas, de las cuales están adjudicadas prácticamente la totalidad", y las entregas se harán en los próximos días. Las familias que deben ser realojadas son el doble, 150. Para su realojo, la Comunidad ya tiene 75 viviendas, el resto corren a cuenta del Ayuntamiento.