El viceconsejero de Salud Pública y Plan Covid-19 de la Comunidad de Madrid, Antonio Zapatero, ha pedido al Ministerio de Sanidad que responda cuanto antes a la petición de la región de hacer test de antígenos en las farmacias una semana después de que la Consejería de Sanidad enviara su plan. 

Noticias relacionadas

"Ya ha pasado una semana y estamos perdiendo tiempo de diagnóstico", ha lamentado Zapatero, que ha exigido una "respuesta" por parte del departamento de Salvador Illa. 

Madrid envió el viernes pasado su estrategia al Ministerio de Sanidad para hacer test de antígenos en todas las farmacias de la región. Estos test están dirigidos a personas sin síntomas, será voluntario y lo harán los farmacéuticos tras realizar un curso. 

"La red de farmacias puede y debe complementar la estrategia epidemiológica y apoyar a los centros sanitarios. Tienen un amplio horario y están muy extendidas en la región y garantizan cercanía geográfica", explicó hace siste días el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, que cifró en 500 las farmacias que podrían comenzar a hacer los test.

Madrid pidió estudiar este plan con rapidez para ponerlo en marcha "cuanto antes" y comenzar a realizar test de antígenos en farmacias durante el mes de diciembre y de cara a las fiestas navideñas. La respuesta del ministro de Sanidad, Salvador Illa, fue que su departamento estudiaría con "toda la imparcialidad y diligencia posible" el plan. "Si cumple las medidas de seguridad, se dará el visto bueno", añadió. Siete días después no hay respuesta.

El plan de Madrid

La estrategia de la Comunidad establece que las farmacias que hagan estos test durante su horario de apertura deberán tener un circuito específico de Covid-19 para que los clientes no tengan contacto alguno con aquellos que acudan a realizarse la prueba diagnóstica. En todo momento, la zona de realización de pruebas se debe desinfectar entre una personas y otra. Otra opción es que los test se hagan una vez la farmacia cierre al público. En ambas opciones el local deberá tener ventilación natural o mecánica.

Las farmacias deberán habilitar una zona de información en el que se le entregará la documentación. En el caso de que el test sea positivo, la farcmacia notificará los datos a la Dirección General de Salud Pública de la Comunidad de Madrid a través de un sistema de registro crentralizado del que dependerá la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid.

Los test sólo podrán ser realizados por farmacéuticos titulares, adjuntos, regentes o sustitutos acreditados por el Colegio Oficial de Farmacéuticos tras superar los cursos de actualización de conocimientos, que serán coordinados por la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria.