El vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, ha indicado este lunes que prefiere que la gente "esté en la calle que en casas" ante la concentración de personas en la ciudad este fin de semana con motivo de las compras navideñas.

"Prefiero que estén en la calle que en casa, que es donde hay más riesgo. Temo la concentración de gente en espacios cerrados, que la gente salga a la calle no es el problema, el problema está en las casas, que es ahí donde está el foco, no en la calle ni en el transporte público", ha sostenido Aguado en una entrevista en La Sexta.

Además, el vicepresidente ha recordado que las restricciones de aforo en los bares y centros comerciales siguen siendo las mismas y ha asegurado que estas son "unas imágenes normales en Navidad" y que la Policía local y la Delegación del Gobierno ya se encargan de que, al igual que otros años, "no haya demasiadas aglomeraciones".

Sí ha instado a "moverse con precaución" para tener unas Navidades "lo más normales posibles", que no pueden suponer "el inicio de una tercera ola", pero ha insistido en que el mayor problema son "los espacios cerrados" donde la gente se relaja "sin mascarilla y sin ventilación".

A juicio del vicepresidente madrileño, caminar por la calle "no supone tanto riesgo a la hora de poder contagiarse" si se hace con mascarilla y con precaución". "No generemos alarma innecesaria. Hay tiempo para todo, para salir a la calle, para hacer compras y ser responsables, porque hasta que no haya una vacuna esta batalla no la hemos ganado", ha zanjado.

Que se vaya al centro

Por su parte, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha defendido este lunes el buen funcionamiento del plan de la Policía Municipal para contra aglomeraciones en la capital tras las imágenes de este fin de semana en calles céntricas de la capital, si bien ha apuntado que su consejo "no va a ser que no vayan al centro, el distrito más golpeado por la pandemia".

"Funcionó el plan previsto, porque se pudo controlar el aforo en Sol, y se limitó en determinados momentos, y las calles de Carmen y Preciados hubo que ponerlas en un solo sentido. El plan de seguridad funcionó", ha manifestado ante la prensa tras presentar la reforma de Joaquín Costa en el centro cultural Nicolás Salmerón.

Almeida ha explicado que "coincidían el Black Friday y la iluminación de las luces de Navidad". Ha aseverado que "hay que mantener las mismas precauciones que se han vivido esta fecha" así como ha llamado a ni bajar la guardia ni dar "marcha atrás", ya que "el comportamiento de la pandemia es imprevisible".

"Debemos estar siempre alerta por si se puede producir una segunda ola. Hay que respetar todas las normas que se nos indiquen. Disfrutemos de Madrid pero con todas las precauciones", ha expresado a renglón seguido.

No habrá apagón de luces

La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, ha pedido "cuidado" a la ciudadanía para que no se repitan este puente las imágenes de aglomeraciones de este fin de semana en Preciados o Gran Vía pero ha descartado un apagón de las luces navideñas.

Villacís, tras apoyar a la hostelería en la presentación de la campaña Voces, ha destacado, por un lado, que el gasto en iluminación navideña es "el mismo" que el de la Corporación anterior y, por otro, que la solución a las aglomeraciones "nunca pasa por apagar las luces, la solución nunca es la más fácil".

Se ha apoyado Villacís en el ejemplo de Cataluña, que "decidió cerrar la hostelería y ahora están al borde de la ruina", frente a lo que ocurre en Madrid, con un sector en "mucho mejor situación", que "afortunadamente va a poder sobrevivir" y "con mejores datos sanitarios". La vicealcaldesa se ha desmarcado de soluciones "maximalistas" y ha abogado por la necesidad de "más diálogo y consenso". "Más moderación y menos radicalismo", ha resumido.

La vicealcaldesa no cree que la ciudadanía sea irresponsable y, sobre todo, se ha mostrado contraria las generalizaciones, ya sea en referencia a los madrileños o a los políticos. "Si se ven las fotos, la gente iba con mascarilla porque ya está muy sensibilizada. En el fondo queremos vivir bocanadas de normalidad y en ocasiones se cometen errores, es natural", ha diagnosticado.

Su consejo pasa por escalonar las visitas al Centro. "Que no vayamos todos a la misma hora, porque la gente suele hacerlo por la tarde y, sobre todo, que utilicemos también el comercio de barrio porque ahora lo está pasando muy mal. La solidaridad navideña tiene que venir vestida de comprar en tu comercio de barrio", ha apelado.