El consejero de Justicia, Interior y Víctima de la Comunidad de Madrid, Enrique López, corrige al viceconsejero de Salud Pública, Antonio Zapatero, negando que vaya a haber confinamientos seelctivos en la región. "No podemos confinar, que la gente esté muy tranquila. Lo que se trata es de reducir la movilidad" en las zonas con mayor incidencia del coronavirus que no afectarán, por ejemplo, a ir a trabajar. 

Noticias relacionadas

"La palabra confinamiento tiene diferentes significados y por eso alarma", ha reconocido López, que cree necesario "tranquilizar a la población". "Se trata de limitar y reducir la movilidad. Y también los contactos", ha explicado en una entrevista en Onda Cero. En este último punto ha dicho que será necesario "que se eviten las relaciones sociales no necesarias durante 15 días" porque "con esto evitaremos llegar a ese punto alto de la ola".

De esta manera, el consejero de Justicia niega el anuncio que hizo hace 24 horas Zapatero, que afirmó que el Gobierno regional baraja ya "confinamientos selectivos" en la región ante el aumento de contagios, algo que le fue comunicado a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, por WhatsApp minutos antes de su comparecencia y que desconocían casi todos los consejeros.

Estado de alarma

"Nosotros no podemos confinar", ha explicado López, que considera que la comunidad no cuenta con los instrumentos legales suficientes para encerrar a los ciudadanos en sus domicilios. "El confinar a la gente en su casa no se puede hacer porque habría que acudir a un estado de excepción", ha matizado.

Así, ha lamentado la intervención de ayer de Zapatero y el uso de la palabra "confinamiento", que él ha optado por llamar "reducción de la movilidad", que afectará a "aquellas zonas donde la incidencia de contagios es muy elevada"

Ha resaltado que "Madrid está como todo el mundo en una situación extraordinaria, pero controlada". "A la hora de medir la pandemia es la presión hospitalaria y queremos evitar que esto aumente. Estamos en una situación de cierta tranquilidad", ha dicho.

"Estamos dando datos exactos y contabilizamos a todos los fallecidos. Madrid es la comunidad que más PCR hace en España y estamos en cuotas muy elevadas de detección", ha reseñado.

Sobre el motivo del aumento exponencial de los contagios en la región, López ha incidido en que la población en general cumple con las normas pero hay "un número importante de personas que no cumplen los aislamientos y las cuarentenas, al igual que pasa con los locales de negocio". Además, ha dicho que los más jóvenes acuden a los botellones, por lo que hay que trabajar también en esa línea.

Illa urge a Madrid a tomar medidas

También este jueves, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha reconocido que existe "un problema con Madrid" y que es necesario "hacer lo que haga falta para controlar la situación" en la región ante el repunte de contagios, el colapso de la Atención Primaria y el aumento de los ingresos hospitalarios, sobre todo en las UCI.

Sobre el estado de alarma, Illa ha señalado que este es "el último escenario" y que "hay un recorrido previo" antes. "Si las medidas no fueran suficienten hay que valorar otros escenarios", ha dejado claro. 

El titular de Sanidad considera que la Comunidad de Madrid tiene que estar en un "escenario de control" y que debe tomar cuanto antes medidas "eficaces" y "necesarias".

Preguntado por un hipotético cierre de Madrid, el titular de Sanidad ha sido prudente. "Vamos a ver qué medidas toman. Me consta que están ultimando un paquete de medidas", ha dicho en una entrevista en RNE, en la que ha descartado valorarlas."Estamos en contacto permanente con ellos para conocer las medidas en el día de hoy. Hemos trasladado nuestra opinión", ha añadido en una entrevista en RNE.