Un total de 4.953 usuarios de residencias madrileñas han fallecido desde el 8 de marzo al 14 de abril positivos o con síntomas claros de coronavirus, de las 6.056 defunciones totales, según los datos oficiales que la Comunidad de Madrid ha aportado al Gobierno de España de conformidad con lo establecido en la Orden SND/275/2020.

Los últimos datos que conocíamos, referidos al periodo de 8 de marzo a 7 de abril, apuntaban a 4.750 decesos de cualquier tipo, entre los que se encontraban los 4.260 casos de Covid-19 confirmado o sospechado, pero que no pudo ser diagnosticado por culpa de la falta de test. Por tanto, en la última semana han muerto 1.306 usuarios de residencias en la región, 693 de ellos por coronavirus.

Los datos se refieren a todos centros de servicios sociales de carácter residencial autorizados en la Comunidad de Madrid y que prestan atención a los sectores de personas mayores, personas con discapacidad y personas con enfermedad mental. Son 710 centros y 45.030 residentes. La gran mayoría de todos ellos son geriátricos, un total de 475 centros (18 de gestión indirecta, 161 concertados, 271 privados y 25 públicos directos).

En total, han fallecido entre el 8 de marzo al 14 de abril incluido un total de 6.056 personas. De ellos 781 están confirmados positivos de coronavirus y 4.172 con síntomas compatibles. El número total de fallecidos en las 13 residencias intervenidas por la Comunidad de Madrid han sido 594, es decir, casi el 10% del total.

13 residencias con elevadas cifras de mortalidad

Precisamente, la asunción de la dirección de estos geriátricos se hizo, tal y como apunta la comunicación al Gobierno, porque detectaron "un incremento no esperado de fallecidos". Se trata de DomusVi Espartales, Casaquinta Ciempozuelos, Isabel La Católica-La Ventilla, Fundación Reina Sofía Alzheimer, Sergesa Boadilla, Vitalia Leganés, Monte Hermoso Madrid, Residencia de Usera, Geriatel Rivas, Orpea Santo Domingo, Santísima Virgen y San Celedonio, La Purísima Concepción y Santa Teresa Jornet.

En estos centros residían a fecha de 24 de marzo un total de 1.461 ancianos. Si en los últimos 40 días han fallecido 594 residentes, han muerto por coronavirus aproximadamente un tercio de los que allí vivían. El número de trabajadores de estos geriátricos se situaba a fecha de 24 de marzo 1.345 personas, aunque no se especifica cuántos hay más de baja.

De los usuarios de estas 13 residencias, hay 308 sin síntomas y sin contacto con enfermos de coronavirus, 736 están sin síntomas pero en aislamiento preventivo por contacto con enfermos de Covid-19 y 215 aislados con síntomas y 202 positivos confirmados.