Los Bomberos colaboran en labores de la residencia Monte Hermoso (Madrid).

Los Bomberos colaboran en labores de la residencia Monte Hermoso (Madrid). Efe

Madrid Coronavirus

Ayuso asume el control de todas las residencias de Madrid, donde han muerto 1.000 ancianos en marzo

Prepara un plan de choque para los 475 centros en coordinación con Bomberos y Protección Civil y exige a Sanidad material sanitario.

27 marzo, 2020 03:00

Noticias relacionadas

Un total de 1.065 ancianos han fallecido en residencias de mayores la Comunidad de Madrid este mes de marzo, aunque estas muertes "no se pueden atribuir exclusivamente al coronavirus debido a la falta de test para su detección", según fuentes de la Consejería de Políticas Sociales y Familia.

Los datos son fruto del trabajo realizado por los inspectores del Centro de Control de Calidad e Inspección (CIRA) en las 475 residencias de la Comunidad de Madrid, en las que residen un total de 52.031 personas mayores.

De las 1.065 personas mayores fallecidas, 760 murieron en residencias y 305 una vez trasladados al hospital

Además, 655 ancianos han dado positivo por coronavirus en lo que llevamos de marzo, 388 están hospitalizados y 14.894 en aislamiento, de los cuales 4.156 presentan algún síntoma y 10.738 son actualmente asintomáticos.

"Mando único" de la Comunidad

La Comunidad de Madrid, con Isabel Díaz Ayuso a la cabeza, ha decidido asumir el control de todas las residencias de mayores de la región y acometerá un plan de choque ante la dramática situación que atraviesan estos centros.

La Comunidad analizará caso por caso cada residencia y actuará según las diferentes necesidades que se detecten en cada uno de los 475 centros. Contará para este plan de choque con la colaboración de Bomberos y Protección Civil, según adelantan a este diario fuentes del Gobierno regional.

El plan incluye un "mando único" que asumirá la Consejería de Sanidad que comanda Enrique Ruiz Escudero, en coordinación con el departamento de Políticas Sociales y Justicia, Interior y Víctimas.

Se contempla el traslado de residentes que no estén contagiados a hoteles cercanos o a domicilios de familiares si así lo prefieren.

El Gobierno de Ayuso, en colaboración con la UME, coordinará las tareas  de desinfección, traslado de residentes y aislamiento y tratamiento de los infectados.

Material sanitario "cuanto antes"


En la batalla contra el coronavirus, el Gobierno de Ayuso considera "prioritario" que los Equipos de Protección Individual (EPIs) lleguen "cuanto antes" a las residencias para evitar así nuevas infecciones.

Por ello, la Comunidad de Madrid solicitado al Ministerio de Sanidad "que envíe todo el material necesario para seguir atendiendo a estas personas" que, según las estimaciones de la Comunidad de Madrid, son 185.000 mascarillas y 930.000 EPIs.

Además, ha reclamado "a la autoridad competente" la incorporación de cien sanitarios "para atender adecuadamente" a las personas de las residencias y garantizar la llegada a los centros de los test rápidos "para poder detectar y frenar a tiempo los contagios".