Alicante

La llegada del AVE procedente de Madrid a Orihuela en apenas 2 horas y 22 minutos constituyó ayer, en palabras de su alcalde, Emilio Bascuñana, un “hito histórico para toda la comarca de la Vega Baja”.

Noticias relacionadas

Pero las reivindicación de mejores de infraestructuras del alcalde no se quedan ahí. Ahora, anunció, luchará por conseguir una lanzadera ferroviaria entre la Estación Miguel Hernández y su zona turística, Orihuela Costa, proyectada en 277 millones de euros.

Orihuela se ha convertido ahora en la estación provisional del AVE de Murcia. “Hasta que se atiendan las necesidades de nuestra hermana y vecina Región de Murcia, con mucho gusto desde aquí vamos a atenderles y comunicarles con el resto de España, a través de Madrid. Para ello se van a poner en marcha unas lanzaderas, a través de trenes Talgo, que unan rápidamente con Murcia y Cartagena, llegando a tener unos tiempos muy competitivos hasta Madrid de 3 horas y 9 minutos”, anunció el alcalde.

Por el momento, Renfe pone en servicio el Ave Madrid-Elche-Orihuela con cuatro frecuencias diarias, dos por sentido, entre Madrid Puerta de Atocha y las estaciones de Elche Alta Velocidad y Orihuela Miguel Hernández.

Potencial turístico

La extensa zona litoral del municipio, con un gran impacto socioeconómico, linda con otra potencia turística como Torrevieja, una ciudad de 100.000 habitantes (entre censados y residentes) que llega en verano a los 400.000.

Orihuela Costa, con una población de 30.000 habitantes censados y hasta 100.00 residentes, llega hasta los 300.000 en época estival. Se estima que la lanzadera ferroviaria podría dar servicio a 1,2 millones de viajeros. Sólo Torrevieja registra al año esa cantidad de pernoctaciones hoteleras.

El mayor problema que encuentra ese desarrollo turístico en una de las capitales culturales por excelencia de la Comunidad Valenciana (una de las de mayor riqueza patrimonial en iglesias, palacios y conventos), es que esta zona litoral está muy mal conectada con la ciudad y la nueva AVE Estación Miguel Hernández.

Por carretera, a través de la CV-95, se tarda cerca de 40 minutos en llegar al otro extremo del término municipal, pese a que la distancia no supera los 38 kilómetros. Más o menos el mismo tiempo que se invierte por carretera para llegar a la capital, Alicante, con casi el doble de kilómetros.

Bascuñana, atiende a los medios tras el acto oficial.

Por eso Bascuñana, aprovechando la inauguración del trazado del AVE, planteó ayer al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, la necesidad de acometer esta infraestructura para la que ya existe un proyecto desarrollado por la Universidad de Alicante (UA). También, su empeño en establecer una buena conexión de Cercanías "ya que tardamos en ir a Alicante una hora y cinco minutos, mientras que en dos estamos en Madrid”.

Carreteras y peajes

El alcalde expuso también al presidente del Gobierno y al ministro los déficits en carreteras: “No me he olvidado de la CV-95 y la CV-91, que tantos años llevamos reclamando, así como la pasarela de Correntías. Finalmente, les he expuesto las mejoras necesarias que tenemos tanto en la N-332 como en la N-340, sin dejar a un lado el famoso tercer carril de la A7 o el peaje que sufrimos a diario de la AP-7. En este sentido, el ministro de Transportes se ha comprometido a venir a Orihuela para tratar todos estos asuntos pendientes”.

Bascuñana, acordándose de quienes en su día no apoyaron o descalificaron este proyecto del AVE con parada en Orihuela, agradeció su trabajo “a todos los que sí creyeron en esta iniciativa". "Desde la ministra de Fomento entonces, Ana Pastor, que acogió la idea y fue la que aprobó que en Orihuela estuviera la parada del AVE, hasta el ministro Ábalos que ha retomado el proyecto y hoy pone en marcha el servicio”, destacó.

El alcalde destacó que le hubiera gustado contar, en otras circunstancias, “con la presencia de todos los representantes de las instituciones valencianas y murcianas. También, que hubiera asistido el presidente de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón y, sobre todo, con los alcaldes de la comarca en representación de los ciudadanos de la Vega Baja”.

Bascuñana recordó la inauguración, el 18 de enero de 1884, de la línea ferroviaria Orihuela- Alicante, cuando en aquel entonces visitó la ciudad el presidente Cánovas del Castillo y se paseó por las calles junto al alcalde Matías Rebagliato.

El trazado propuesto por la UA contempla minimizar el riesgo de riadas o incendios, con una vía única, con una velocidad proyectada en torno a 200 kilómetros por hora, porque su exigencia no es tan elevada y ello reduciría los costes. También se prevé que comparta plataforma con la CV-95 e incluya todo tipo de conexiones nacionales, internacionales, regionales, intercomarcales y locales.

El objetivo es lograr 28 servicios diarios de ida y otros tantos de vuelta desde esta Estación Miguel Hernández, uno cada media hora, cifras que convertirían a Orihuela en lanzadera efectiva y rentable de servicios hacia la costa sur.