Málaga

La profesora Elena acaba de dibujar en la pizarra una fruta y el título de la lección: "Anatomía de las naranjas". Por las escaleras sube un hombre vestido de traje negro, con sombrero y mascarilla. Podría ser Amerigo Tot interpretando al custodio de Michael Corleone en El Padrino II. Se asoma a la ventana del aula, una alumna se espanta al intuir su presencia. A Elena se le cae el borrador de la mano, agarra el maletín y camina hacia la puerta. Fundido a blanco. Adiós.

Noticias relacionadas

Elena es uno de los personajes de Dulce Navidad, el corto que han editado en el IES Puerto de la Torre de Málaga. Una llamada a la responsabilidad frente a la covid que huye de criminalizar a la juventud o de mensajes buenistas. Elena "podría ser cualquiera de los vecinos a los que saludas en el ascensor cada mañana. Quien terminará el tema de Biología que estaba explicando será su sustituta. Le encantaba el senderismo. Iba a ser madre. Ya no ocurrirá". 

Como Elena, Quico y Diego también se van de la mano del "hombre del traje negro", el que deja a Paz viuda, el que deja el partido entre compañeros inconcluso, el que arranca la semilla de Elena de este mundo. La alegoría de la covid: la muerte. En la última de las tres escenas, Diego se va mientras su mujer pela una naranja.

El corto supera las 25.000 reproducciones en YouTube desde que se publicara el pasado día 10. Una campaña concebida para viralizarse que ha partido de tres profesores del centro: Mariola, Ángel y Sergio. Una iniciativa que ha contado con la connivencia de Juan Antonio González, director del instituto.

"A mí me encanta Coppola", indica Sergio Lanzas en conversación con EL ESPAÑOL. Por eso la naranja aparece como hilo conductor, como antesala de la muerte. El director italoamericano mató a Vito Corleone mientras jugueteaba con una naranja con su nieto. En otra escena, Coppola predijo el tiroteo al Padrino cuando compraba naranjas en la calle. "No es casualidad".

La última clase de biología de Elena

Dulce Navidad

Además del vídeo, desde el centro han desarrollado una página web con todos los pormenores de la campaña. En dulcenavidad.es han incluido todo el material que ayuda a entender la intrahistoria del vídeo. "Lo que nos sorprende es que ninguna empresa tuviera registrado el dominio".

El proyecto es el resultado del trabajo en equipo en el que han participado quince alumnos, siete profesores y personal no docente. "Todo nace de una necesidad real, la de concienciar a nuestros alumnos", confirma Lanzas. En el instituto conviven a diario más de mil personas: "Y no queríamos que al volver en enero nos faltara nadie en el centro".

El primer paso fue pensar en una campaña sólo para el alumnado: "Pensamos en un vídeo interno, pero vimos que el mensaje era tan poderoso que decidimos desarrollar toda una campaña", asegura Sergio Lanzas. El mensaje de la campaña se ha convertido en viral porque "no es sólo para los jóvenes, por eso aparecen personajes de otras edades". 

"Queríamos quitarnos de encima el buenismo instalado en las instituciones y en los políticos: lo que hay en juego son vidas y cualquier imprudencia puede meter la enfermedad en casa estas navidades", asevera uno de los responsables del proyecto. Pretenden evitar, con su mensaje, que se cometan imprudencias y, así, "salvar vidas". Todo el esfuerzo, en plena época de evaluaciones en el instituto, habrá valido la pena si consiguen que "al menos una persona" haga suyo el tema principal de la campaña.

Reacciones

Las reacciones a la publicación del vídeo se han sucedido en los últimos días. Como la de la presidenta del Parlamento andaluz, Marta Bosquet; la secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz; Unicaja Baloncesto o el cantante Fran Perea.