Málaga

El Ayuntamiento de Málaga está terminando los trámites para sacar a concurso dos terrenos para uso universitario en la ciudad. Se trata de dos parcelas a cuyo uso podrán concurrir universidades privadas que cumplan con los criterios exigidos por el Consistorio.

Noticias relacionadas

Enero de 2021 es, según el concejal de Urbanismo, Raúl López, el plazo de publicación de estos pliegos: "Inicialmente pensábamos sólo sacar un suelo, pero hemos recibido mucho interés y hemos encontrado otro para poder cumplir con la demanda". 

De hecho, se habla de hasta nueve universidades privadas interesadas en instalarse en Málaga. La que más interés ha demostrado en los últimos años es la Universidad Católica de Murcia (UCAM), que tiene un protocolo de intenciones firmado con el Ayuntamiento.

La UCAM pretende instalar un campus de Medicina y Deporte en la gran ciudad deportiva de Málaga: junto al palacio de los deportes José María Martín Carpena, el estadio Ciudad de Málaga o la escuela de raqueta.

Parcela en Teatinos para universidades privadas

López no descarta que, además de los dos terrenos que el Ayuntamiento pondrá en concurso para su concesión demanial, otras entidades estén realizando otros trámites para compra o alquiler de instalaciones. "En estos casos hay que estudiar si los espacios son compatibles con el uso educativo.

Otras universidades han demostrado si interés. En el caso de la Alfonso X el Sabio, el CEO de esta universidad se reunió con el alcalde, Francisco de la Torre, el 17 de septiembre. Para ello, concursará por una parcela de 22.000 metros cuadrados donde actualmente sólo hay una pastilla en uso como parque para perros.

Además de las citadas, el CEU-San Pablo o la Universidad Europea de Madrid se han interesado por la posibilidad de desarrollar sus proyectos educativos en Málaga.

Proyectos locales

Por otro lado, en Málaga capital hay actualmente dos centros de estudios universitarios privados. Uno de ellos, ESIC, tiene su sede en el Andalucía Tech Park y la matriz en Madrid comenzará su andadura como universidad privada en el próximo curso.

También EADE, centro adscrito a la University of Wales Trinity Saint David, ha manifestado en el último año y medio de forma continuada su interés por ser la primera universidad privada en Málaga. Este centro se encuentra en la zona este y además de estudios universitarios ofrece ciclos formativos.

Existe, según fuentes del ámbito educativo, una tercera entidad local con interés en solicitar la aceptación como universidad privada. Se trata de una empresa que actualmente oferta formación profesional y que en el pasado demostró su interés en otra comunidad autónoma. Ahora se centra en Andalucía a raíz del cambio de gobierno.

Parcela en la zona oeste

Y es que existe una corriente que asegura que desde el Ejecutivo de Juanma Moreno se abrirá la mano a la creación de nuevas universidades. En este sentido, Rogelio Velasco, consejero de Economía, Innovación y Conocimiento de la Junta de Andalucía, no ha dado ninguna pista al respecto.

Fuentes de la Consejería sí han afirmado que "se tramitarán las propuestas que lleguen y sólo se aceptarán aquellas que cumplan estrictamente con todas las condiciones necesarias". ¿Será 2021 el año en el que se tramiten esas propuestas? La apuesta de Málaga hace entender que sí.

Universidades andaluzas

Andalucía cuenta oficialmente con once universidades. Diez de ellas públicas, una por cada una de las ocho provincias, a excepción de Sevilla que cuenta con dos. La décima es la Universidad Internacional de Andalucía, fundada en 1994 y que no cuenta con programas de grado.

La comunidad sólo cuenta con una privada, la Universidad Loyola. Heredera de un colegio universitario adscrito a la Universidad de Córdoba, la Loyola pertenece a los jesuitas y fue reconocida por el Parlamento andaluz en 2011. Antonio Ávila, entonces consejero de Economía de la Junta de Andalucía, daba un paso inédito en los años de autonomía. 

Ahora, el estado de la cuestión ha cambiado, el gobierno de Moreno y la llegada de Rogelio Velasco a la Consejería parecen abrir una puerta al desembarco de otras universidades. En Málaga tienen hueco.