Jesús Aguirre ha comparecido este jueves ante el Parlamento andaluz para, entre otros asuntos, solicitar el toque de queda voluntario de los ciudadanos: "Pido a todos los andaluces, como médico y como consejero, que de forma voluntaria y solidaria se queden en sus casa a partir de las ocho de la tarde", ha pedido vehementemente el consejero de Salud y Familias.

Noticias relacionadas

Los datos hablan por sí solos: este jueves se han notificado 7.409 positivos, la cifra más alta desde que comenzó la pandemia. Además, se contabilizan 54 fallecidos, cifra que suma ya en la comunidad 5.760 desde el mes de marzo.

Además, la incidencia ha subido en Andalucía a 740,57 casos por cada 100.000 habitantes. Hay provincias como Almería que está rozando los 1.000 casos. Del 1 al 21 de enero ha subido 600 puntos la incidencia: "Aunque estemos por debajo de la media, es muy preocupante esta subida exponencial". 

El consejero acogió este miércoles en Sevilla el Consejo Interterritorial de Salud presidido por Salvador Illa. Aguirre ha recordado que a pesar de haberlo solicitado de forma directa, Illa respondió a la petición del confinamiento domiciliario con un "quizá, quizá, quizá. Y nada más". Lamenta Aguirre, además, que las comunidades con cuenten con las herramientas necesarias para disminuir los contagios por Covid-19: "Le recordé al ministro que en Andalucía tenemos 144 municipios al que hemos aplicado todas las medidas posibles".

Las cifras, dice Aguirre, "deben hacer pensar a la bancada de izquierdas y al Gobierno de central la importancia que tiene que podamos contar con las herramientas para tomar decisiones" y atajar la pandemia. De hecho, ha señalado que "estamos ante una ola mucho más virulenta que las anteriores: nos es una ola; es un tsunami".

Explica el aumento de estos datos por tres motivos: la llegada de la cepa británica del virus y que ya se transmite por contagio comunitario, en lugar de casos importados; el aumento de la movilidad y las reuniones sociales y familiares. 

Vacunación

Aguirre ha hablado de una "estrategia de vacunación conjunta con el Ministerio" y tiene un condicionante que considera fundamental: el número de dosis. "Siempre estamos pidiendo un aumento en el número de dosis y pedimos a Sanidad que se aumente y acelere el flujo de dosis por parte de las multinacionales", afirma Aguirre. "Estamos formando a más de 4.000 enfermeros: tenemos los espacios, el personal y los medios, pero faltan vacunas". 

Además, el consejero ha denunciado que Andalucía ha recibido un 49% de las 69.225 dosis que esperaban de la vacuna de Pfizer. El 19 de enero se habían administrado en la comunidad 175.026 de las 251.420 recibidas, un 70%. "De estas, 4.730 son segundas dosis" y hay una reserva estratégica de 40.000 vacunas para solventar el déficit de los envíos. 

En cuanto al rechazo de la vacunación "que se hablaba de un 30 o 40%", según Aguirre, "es de un 1%" y ha pedido que el acto voluntario de la vacuna sea asumido, sólo se justifica en los casos que esté contraindicada.

Crecimiento "explosivo"

El presidente Juanma Moreno, que este jueves visitaba Linares (Jaén), ha valorado esta tercera ola como "la más difícil". En este sentido, el presidente andaluz ha afirmado no entender "que no se autorice al toque de queda a las 20 horas; si hemos cerrado la actividad a las 18, ¿por qué tenemos que tener cuatro horas de movilidad?". Moreno cree que el Gobierno está incurriendo "en un grave error".

Ha pedido un esfuerzo importante y, según Moreno, "es previsible que en los próximos 10 o 12 días tengamos un crecimiento explosivo de los contagios, hospitalizados y fallecidos". "Tenemos que apelar a la responsabilidad social y colectiva" de los andaluces, y ha justificado las medidas tomadas por la Junta de Andalucía que son "difíciles y desagradan a una buena parte de la población".

Actualmente, los municipios con más de 500 contagios se cierran perimetralmente y aquellos que superan los 1.000 están obligados a cerrar todas las actividades no esenciales, como el comercio o la hostelería. Por último, Moreno pide a la ciudadanía "que se tome muy en serio" esta ola, a la par que ha criticado la escasez de vacunas con la que Andalucía está contando. 

Critica por la ausencia

Por su parte, Susana Díaz ha denunciado "la ausencia" este jueves de Moreno en la sesión extraordinaria del Pleno del Parlamento celebrada este jueves para analizar, entre otros asuntos, "la gravedad extrema" de la tercera ola de la pandemia del coronavirus en la comunidad y gestión del Gobierno autonómico.

Díaz ha afirmado que "nadie entiende que Moreno Bonilla esté ausente" del Parlamento y que no quiera "comparecer ni explicar" ante los andaluces "por qué pide el confinamiento total, que volvamos a las casas, que se cierren los colegios y que se pare Andalucía". Ha insistido en que preguntar que "si está tan preocupado por qué no viene a explicarlo" a la Cámara autonómica.

Presión hospitalaria

Los pacientes ingresados en los hospitales andaluces por Covid-19 suman este jueves 21 de enero su decimonovena jornada consecutiva de subidas hasta los 3.043, 149 más que la víspera y 335 más que en el pico alcanzado el 30 de marzo (2.708), de los que 432 se encuentran en una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), 26 más que el miércoles y a seis del pico de marzo (438).

Los hospitalizados de este jueves son 1.792 más que los que había el mismo día de la semana pasada. Entre medias, el miércoles se sumaron 196, el martes 226, el lunes 254 -mayor subida de toda la pandemia-, el domingo 139, el sábado 164, el viernes 125 y el jueves pasado 94.

Por su parte, el número de ingresos en UCI sube en 26 este jueves, tras haberlo hecho en 26 también el martes, en ocho el martes, 23 el lunes, 14 el domingo, 27 el sábado, 22 el viernes y dos el jueves pasado. Los pacientes en UCI son 136 más que hace siete días. Los 432 pacientes en UCI contabilizados esta jornada 96 menos que los 528 del pico en UCI de la segunda ola el 18 de noviembre.