El agente de la Policía Nacional que se encontraba muy grave tras recibir un fuerte impacto en los disturbio de Barcelona ha experimentado en las últimas horas una "ligera mejoría" en su estado de salud. Aún permanece en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) con pronóstico "muy grave".

Noticias relacionadas

Se trata de un agente de la Unidad de Intervención Policial (UIP) de la Policía Nacional, grupo más conocido de forma popular como los antidisturbios. El suceso tuvo lugar en la noche del viernes al sábado, coincidiendo con el punto álgido de la crisis de violencia que estos días se están viviendo en Cataluña.

Los agentes desplegados en las inmediaciones de la plaza de Urquinaona se enfrentaron a una lluvia de piedras y objetos contundentes que les arrojaban los violentos. En las imágenes se ve el suelo repleto de adoquines con los que les atacaban.

Una de ellas impactó en la cabeza del agente, que se desplomó en el suelo. Sus compañeros le evacuaron hasta un lugar alejado de las algaradas y después fue trasladado hasta dependencias hospitalarias. En el vídeo al que ha tenido acceso EL ESPAÑOL se puede ver el preciso instante en el que le atacan al agente.

300 policías heridos

En lo que va de semana, más de 300 policías -de la Policía Nacional y de los Mossos d'Esquadra- han sufrido heridas de diversa consideración. El que se encuentra en un estado más grave es este miembro de la UIP, de origen gallego. Sufre un traumatismo craneoencefálico, lesión en una vértebra y encharcamiento en los pulmones.

El ministro de Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, visitó este sábado a los policías heridos que aún no habían recibido el alta hospitalaria. Entre ellos, el que se encuentra en peor estado.

Según el último parte médico compartido por la propia Policía Nacional a través de sus redes sociales, el agente ha experimentado una "ligera mejoría" en las últimas horas. Pese a todo, aún se encuentra en la UCI en estado "muy grave".