El coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, ha pedido a la militancia de Navarra que refrende la decisión de la Mesa Política de posibilitar la investidura de la socialista María Chivite como presidenta del Gobierno foral, y ha advertido de que un veto a la coalición soberanista es "estúpido, además de irresponsable", ya que "no se puede vetar a quien va a decidir sobre todas y cada una de las propuestas que hará el Ejecutivo" liderado por la representante del PSN.

Noticias relacionadas

"No se puede vetar a quien va a decidir sobre todas y cada una de las propuestas que hará el Ejecutivo presidido por María Chivite. Todo el mundo sabe que aquí todo el mundo habla y hablará con todo el mundo. Y así acabará siendo también en Nafarroa", indica.

En un artículo publicado en su blog, recogido por Europa Press, Otegi se ha referido a la situación generada tras el acuerdo alcanzado entre el PSN, Geroa Bai y Podemos para conformar el próximo Gobierno de Navarra, que estará dirigido por María Chivite.

El Ejecutivo será respaldado por Izquierda-Ezkerra, aunque no entrará en él, y para que la líder de los socialistas navarros sea investida presidenta, EH Bildu debe facilitarlo. Por ello, la coalición soberanista ha planteado una votación vinculante de su militancia para definir el sentido del voto del grupo parlamentario.

No es "un cheque en blanco"

En este sentido, Otegi ha indicado que la propuesta que la Mesa Política de la Comunidad Foral "tiene todo el aval de la Mesa Política" de la formación abertzale, y propone "facilitar la investidura promoviendo las abstenciones que fueran necesarias para su constitución".

A su juicio, las razones por las que defienden facilitar, "y no dar un cheque en blanco a este Ejecutivo", son "lo suficientemente importantes y sólidas". Tras subrayar que EH Bildu "dice lo que hace y hace lo que dice", destaca que la izquierda independentista vasca ofrece "una posición política que garantiza certezas y seguridad a todos los sectores populares progresistas y soberanistas de nuestro país".

"El independentismo de izquierdas tiene columna vertebral, tiene principios, tiene valores, tiene solidez y tiene, además de un proyecto transformador y de liberación, una estrategia transparente y clara para llevarlo a cabo", añade.

Frenar opciones autoritarias

En este sentido, subraya que EH Bildu se comprometió en las dos últimas campañas electorales a que sus votos y escaños "servirían para frenar el acceso de las opciones autoritarias a cualquier institución de nuestro país y también del Estado".

"No estamos dispuestos a que años de avances populares (menos de los que nos gustaría pero avances al fin y a la postre) se pongan en riesgo con el ascenso del autoritarismo a cualquier espacio de gobierno", detalla.

Por otro lado, sostiene que la izquierda independentista ha modificado "las condiciones sociales" y, aunque "alguien podrá objetar que el PSN es un partido del régimen, al mismo tiempo nadie puede poner en cuestión que en esta ocasión el PSN no ha priorizado una alianza con la ultraderecha navarra, como lo había hecho durante décadas".

"Si el PSN no se conduce como muchos esperaban concediéndole el Gobierno al trifachito navarro, es porque hemos contribuido a cambiar las condiciones sociales que permitían hacer eso hace unos años y hacerlo hoy supondría, amen de un desgarro interno en esta formación, su definitivo suicidio político en este Herrialde", ha asegurado.

En su opinión, "las condiciones sociales han cambiado" y EH Bildu ha sido "decisiva en ello". "Hemos generado nuevas condiciones, y hay que seguir cambiándolas readecuando nuestra táctica y estrategia para seguir avanzando en este camino", argumenta.