La barra del asador Las Esparteras, en la A-5 a la altura de Casarrubios del Monte (Toledo).

La barra del asador Las Esparteras, en la A-5 a la altura de Casarrubios del Monte (Toledo).

Gastronomía

De paso por Castilla-La Mancha: diez restaurantes de carretera en los que merece la pena parar

La comunidad autónoma castellano-manchega, tierra de paso para miles de viajeros cada día, cuenta con una interesante oferta gastronómica a pie de autovía.

15 enero, 2022 10:30

Miles de vehículos recorren España cada día de un lugar a otro, y muchos de ellos lo hacen por Castilla-La Mancha, que debido a su céntrica ubicación geográfica es atravesada por cuatro de las seis autovías radiales que vertebran la Red de Carreteras del Estado. 

A todos aquellos viajeros de paso por la comunidad castellano-manchega les proponemos una decena de restaurantes a pie de carretera en los que, según las reseñas que los clientes han dejado en Internet, merece la pena para parar para hacer un descanso durante la conducción y reponer fuerzas comiendo bien a un precio ajustado.

En la A-2, la autovía del Nordeste

Casa Adrián

Ubicado en el kilómetro 117 de la autovía que une Madrid y Zaragoza, a la altura de Torremocha del Campo (Guadalajara), se encuentra este restaurante abierto las 24 horas y especializado en comidas a la parrilla, que ofrece un menú diario y un amplio surtido de entrantes, ensaladas, carnes, pescados, postres y vinos a la carta. Cuenta con numerosas reseñas positivas de sus clientes, que resaltan la calidad de los platos y los económicos precios de los mismos. 

Puedes dirigirte hacia allí pinchando en este enlace.

Los Tomillares 

En otra localidad de la provincia de Guadalajara, Saúca, se encuentra este restaurante-cafetería en el que presumen de que sus platos tienen  "la mejor relación calidad/precio en toda la autovía Madrid-Zaragoza". Su cocina  es "tradicional, casera y con raciones abundantes". Allí se pueden encontrar un menú de 12 euros, platos combinados, raciones y bocatas. Los clientes destacan su magnífica carne de caza y la amabilidad de los empleados. Abren de lunes a domingo desde las 7:30 de la mañana hasta las 22:00 de la noche. Se les puede encontrar en el kilómetro 129 de la A-2.

Puedes dirigirte hacia allí pinchando en este enlace.

En la A-3, la autovía del Este

Bar Asador Marchena

Enclavado en el kilómetro 124 de la autovía Madrid-Valencia, en el término municipal de Zafra de Záncara, en la provincia de Cuenca. Ofrecen un menú diario por 12 euros, con el café incluido, y otro menú degustación por 35 euros. Sirven raciones (generosas, según los clientes) y bocadillos, pero también se puede comer a la carta. Destacan sus platos de cuchara y sus carnes a la brasa. Es uno de los lugares preferidos por los camioneros, lo que es sinónimo de buena atención.

Puedes dirigirte hacia allí pinchando en este enlace.

San Fermín

Este restaurante ubicado en Cervera del Llano (Cuenca), a escasos metros de la A-3 a la altura del kilómetro 141, lleva a sus espaldas 40 años de andadura y recientemente ha sido reformado. Su menú de 12,5 euros incluye bebida, pan y postre o café. Abre de lunes a domingo las 24 horas del día. Ofrece precios especiales para el sector del autobús y transportistas. Venden productos típicos de Castilla-La Mancha como quesos, patéso o vinos. Los clientes destacan el buen trato, la limpieza y la relación calidad-precio. Y ojo porque tienen carne, como las chuletillas de cordero lechar, que provienen de su propio ganado.

Puedes dirigirte hacia allí pinchando en este enlace.

En la A-4, la autovía del Sur

El Llano

En La Guardia (Toledo), este establecimiento abre las 24 horas a pie de carretera, concretamente en el kilómetro 83. Un bocadillo se encuentra en cualquier restaurante del estilo, pero cuando entre el pan encuentras una carne recién hecha a la brasa, la cosa cambia a mejor. También disponen de menús con platos caseros, raciones y platos combinados. Si además de tomar algo puedes repostar el coche en la gasolinera de al lado y estacionas a la primera gracias a su amplio aparcamiento, no se puede pedir más.

Puedes dirigirte hacia allí pinchando en este enlace.

Aprisco

En el kilómetro 134 de la A-4, en el término municipal de Puerto Lápice (Ciudad Real), este restaurante de carretera no defrauda a los viajeros que buscan platos manchegos tradicionales como pisto, migas, sopas de ajo o queso frito, además de carnes y pescados. También ofrecen platos combinados y bocadillos para quienes busquen algo más informal. "Precios justos, platos caseros de un gusto contundente y tradicional", asegura uno de sus clientes en una reseña reciente.

Puedes dirigirte hacia allí pinchando en este enlace.

La Caliza

Se trata de un restaurante asador que se encuentra en el kilómetro 217 de la autovía de Andalucía, a la altura de Santa Cruz de Mudela (Ciudad Real). Dispone de un menú diario a un precio de 12 euros y otro de fin de semana por solo un euro más. Sus carnes a la brasa merecen la pena, aunque disponen de otros apetitosos platos como sus medallones de atún en salsa de almendras con verduras. Los clientes destacan la amabilidad y rapidez del servicio, algo de agradecer cuando se está en ruta.

Puedes dirigirte hacia allí pinchando en este enlace.

En la A-5, la autovía del Suroeste

Las Esparteras

Posiblemente sea uno de los mejores restaurantes de carretera de España gracias a la calidad de las materias primas con las que trabaja. Se encuentra ubicado en el kilómetro 47 de la Autovía de Extremadura, en Casarrubios del Monte (Toledo) y a poco más de media hora de Madrid. Quienes tengan prisa pueden llenar el estómago con un bocadillo, una ración o un plato combinado en la barra -abierta las 24 horas-, pero merece la pena tomarse algo más de tiempo en degustar sus asados en uno de sus dos comedores. El cordero lechal y el cochinillo (19 euros la ración) se hacen "con mucho mimo en horno de leña" y son famosos en toda la comarca. En Las Esparteras, además, tienen una tuenda con productos gourmet que hará las delicias de los paladares más exigentes.

Puedes dirigirte hacia allí pinchando en este enlace.

Mesón Castellano

La localidad toledana de Maqueda es un cruce de caminos y por allí circulan cientos de vehículos cada hora. Una buena opción para los conductores y sus acompañantes es parar en este restaurante fundado en 1959, al que también acuden muchos vecinos de los pueblos de alrededor para darse un homenaje. Cuenta con un "solete" de Repsol, que destaca "sus carnes a la brasa, sus guisos manchegos y su localización -a pie de carretera-, que le convierten en una de las paradas de referencia entre Madrid y Talavera de la Reina".

Puedes dirigirte hacia allí pinchando en este enlace.

Casa Javi

Comida casera con raciones abundantes y de calidad. El menú diario es la estrella por solo once euros, un precio imbatible hoy en día, en este restaurante de Calzada de Oropesa (Toledo), desviándose pocos metros desde el kilómetro 156 de la autovía. Muchos clientes, a través de sus reseñas en Internet, demuestran que salieron encantados por la amabilidad de los dueños y los trabajadores. "Te hacen sentir como en casa", asegura uno de ellos.

Puedes dirigirte hacia allí pinchando en este enlace.