Corazón EL ACTOR EMPIEZA DE CERO TRAS SALIR EN LOS PAPELES DE PANAMÁ

Los “4.000 hijoputas” que hay “escondidos en una cueva” esperando a Imanol Arias

19 septiembre, 2017 07:21

No ha sido un año fácil para Imanol Arias. Las idas y venidas en su relación con Irene Meritxell se unieron a su aparición en los Papeles de Panamá, la compleja trama judicial que encerraba un presunto delito fiscal. Ante esta situación, el protagonista de Cuéntame se ha visto obligado a venderlo "todo".

"Soy una persona que jamás ha eludido sus responsabilidades. He vendido todo para empezar de cero. Vivo como una pluma", ha declarado Imanol en una entrevista al diario argentino La Nación.

Arias, que ha presentado su nueva película, Retiro voluntario, en Argentina, desnudaba así su compleja situación económica: "Vendí todo, pero no siempre te compran bien, hay abuso. No tengo vivienda propia y he tenido que despedir a los cuatro empleados que trabajaban conmigo. Eso me permitió cumplir con una obligación", añadió.

Pese a que aseguró no ser "consciente de lo sucedido", sí se considera "responsable": "Voy a devolver todo, hasta el último centavo. En España no puedo hablar de esto. No debo, ni quiero, entrar en conflictos en mi país", señala el actor. "Me he comprometido a retribuir. El público me conoce y sabe quién soy. La gente me ha dado mucho y tengo una enorme deuda con ellos. Soy una persona que jamás ha eludido sus responsabilidades", insistió.

No han sido las únicas declaraciones estos últimos días de Imanol. Este domingo, el intérprete se confesaba en la revista Papel, donde cotaba qué sintió cuando vio su nombre en los Papeles de Panamá: "Me sorprendió el enorme interés que despertó algo sucedido hace dos décadas que, además, no tiene ninguna repercusión legal para mí. Pero entiendo que para rentabilizar todo el dinero que ha costado esa investigación había que darle morbo con nombres como el mío", dijo con rotundidad.

No obstante, Arias no quiso comentar nada más sobre ello porque es consciente de que algunos le están esperando: "Ahora mismo hay 4.000 hijos de puta escondidos en una cueva esperando a que yo diga algo para ponerme a parir", sentenció.