Castilla la mancha PETICIÓN AL GOBIERNO REGIONAL

Las Cortes piden donar las vacunas sobrantes a países con dificultades

27 mayo, 2021 10:46

Las Cortes de Castilla-La Mancha han instado este jueves al Gobierno regional para que éste a su vez inste al Ejecutivo central a incrementar las contribuciones económicas al Fondo de Acceso Global para Vacunas Covid-19 (Covax) y a promover la donación de los excedentes de vacunas adquiridos en España a los países con mayores dificultades para inmunizar a su población.

Así reza en la declaración institucional del Parlamento autonómico por la vacunación universal contra la covid-19, firmada por las tres portavoces de Ciudadanos (Cs), PP y PSOE, que se ha aprobado por asentimiento, a la que ha dado lectura este jueves el secretario primero de la Mesa, Ángel Tomás Godoy, al inicio de la sesión plenaria.

Asimismo, la declaración también incluye la petición de realizar un llamamiento al resto de administraciones públicas y al sector privado con el objetivo de redoblar el esfuerzo, en forma de contribuciones económicas, a todas aquellas iniciativas encaminadas a favorecer la adquisición de vacunas y suministros sanitarios básicos para la inmunización, sobre todo a través del mecanismo Covax.

El texto aprobado señala que la pandemia de la covid-19 ha producido grandes dificultades en los sistemas sanitarios, de los países desarrollados pero "agravadas" en los países de ingresos bajos, de modo que un tercio de ellos ha manifestado grandes dificultades para proporcionar acceso a tratamientos de prevención de enfermedades como la malaria o el VIH.

Además, la declaración institucional recoge que a las dificultades para inmunizar a toda la población contra el coronavirus se une el desigual reparto de las vacunas, que establece "una brecha intolerable" entre aquellos estados que tienen mayor capacidad económica para su compra y distribución y aquellos que carecen de los recursos suficientes para adquirirlas, así como de sistemas sanitarios capaces de proporcionarlas a su población.

De esta manera, la introducción de las diferentes vacunas ha permitido ya administrar casi 1.000 millones de dosis en buena parte de las economías más desarrolladas, con porcentajes superiores al 25 por ciento de la población, pero sin embargo en el caso de los países con menos ingresos estas cifras son muy inferiores y se sitúan incluso por debajo del 3 %, y en muchos casos existe el riesgo de que las vacunas no lleguen hasta 2022 o más tarde.

Por todo ello, los tres grupos parlamentarios en las Cortes de Castilla-La Mancha han considerado que la donación de dosis sobrantes al mecanismo Covax "no es solo una cuestión de justicia o de solidaridad con los países más con más dificultades, sino también una forma de atajar anticipadamente la extensión de la enfermedad", han sentenciado.