No se sabe cuándo se podrá volver a jugar en España y tampoco las competiciones continentales, pero se espera que tanto Liga como Champions regresen, dos campeonatos donde el Real Madrid sigue vivo.

Noticias relacionadas

En el campeonato liguero, el cuadro de Concha Espina es segundo a dos puntos del Barcelona y en Europa se juega el pase a los cuartos de final en el Etihad ante el Manchester City-. 

Para entonces se espera que Zidane cuente con dos grandes refuerzo, ya que se presume que con el regreso a los entrenamientos vuelvan Hazard y Asensio, dos futbolistas que puede ser fundamentales de cara al final de la temporada.

Benzema y Hazard, fijos

El belga sigue con su recuperación tras someterse a la operación de su tobillo en Dallas. La noticia de su recaída en forma de problemas en su tibia minó la moral de un equipo que confiaba en su regreso para afrontar el tramo final de la temporada con todos disponibles. El jugador franquicia no podría estar para el momento fundamental, pero el parón por el coronavirus ha cambiado el panorama.

El belga necesita entre dos y tres meses para estar al 100%, por lo que una liga en junio le permitiría volver a tiempo para terminar la temporada. El plan es que a finales del mes de mayo pueda tocar balón, por lo que no hay ninguna duda de que es un fijo junto a Benzema en el ataque. 

Benzema y Hazard celebran el gol del francés ante el Fenerbahce REUTERS

El jugador francés, uno de los hombres clave para Zidane, ha jugado 36 partidos esta temporada y ha anotado 19 goles, además de dar nueve asistencias. El galo está cumpliendo su 11ª temporada con la camiseta blanca y su aportación se antoja clave para que el Real Madrid pueda levantar algún título este año. No hay dudas de que es un fijo junto a Hazard en el ataque. La duda es quién será el tercero en discordia.

El tercer atacante

El técnico galo tiene varias opciones dentro de su plantilla: Vinicius, Bale, Rodrygo, Lucas Vázquez, Isco e incluso Asensio

Vinicius: puede ser el favorito después de ver su rendimiento en el último tramo de la temporada antes del parón obligado. Ha sido uno de los jugadores con los que más ha contado Zidane y la relación con la afición, con el club, con el cuerpo técnico y con sus compañeros se ha fortalecido hasta el punto de perfilarse como uno de los futuros líderes del vestuario. 

Gerard Piqué y Vinicius Jr durante El Clásico EFE

Aunque comenzó a un ritmo más lento la 2019/2020, la paciencia de Zidane con él le terminó dando la razón y ha terminado siendo protagonista. Esta temporada ha empezado a hacer realidad la promesa que llegó ya hace más de un año. Es el jugador más desequilibrante del equipo, no tiene nada que envidiarle a Hazard en ese sentido y, poco a poco, está cogiendo el pulso a su déficit goleador. La gran culminación de su año de confirmación fue su actuación ante el Barça. Desequilibró el partido con el gol y por fin tuvo su primera gran noche como madridista.

Rodrygo: explotó al comienzo del año mostrando su potencial goleador en los minutos que tenía. Tardó pocos minutos en marcar su primer tanto en partido oficial en el conjunto blanco y metió ese hat-trick en Champions League que le colocó en la historia. El joven brasileño sufrió un parón en la segunda parte de la temporada que le había devuelto a la realidad de un joven de 18 años. La dirección deportiva quiere ir poco a poco con él y seguir pensando en él como un jugador referente para el futuro. 

Rodrygo, en un momento del partido EFE

Isco: el malagueño es uno de los preferidos por Zidane. Ha jugado un total de 23 partidos anotando tres goles y se encuentra en un momento de forma bastante bueno, tal y como ha demostrado esta temporada. Si el galo decide optar por un 4-4-2 ganaría enteros también.

Lucas Vázquez, Asensio y Bale se encuentran a día de hoy por detrás de estos tres jugadores en la lista, pero cada uno daría algo distinto al equipo.

Lucas, siempre que ha salido al campo, ha aportado desborde y centros. Incansable siempre que tiene minutos, Zidane suele contar mucho con él en las segundas partes de los partidos. 

Gareth Bale Reuters

Cuando se cumplen ocho meses de la lesión de Asensio, el jugador mallorquín está ya listo para regresar a la acción poco a poco. Desde el 27 de julio del año pasado Asensio no ha tenido oportunidad de estar sobre el césped de ningún estadio y, sobre todo, del Santiago Bernabéu. El estadio le añora a él y el extremo, que puede aportar goles, calidad y profundidad al equipo blanco, quiere volver a sentir el calor de la afición.

Bale es y será uno de los jugadores más importantes en la historia del conjunto blanco. Sus goles y participaciones en los partidos clave del Real Madrid han hecho que el conjunto blanco gane muchos títulos. Nadie puede dudar de su calidad y que es uno de los mejores jugadores del mundo, sabiendo que siempre que está en el campo algo puede ocurrir.

Pocos futbolistas existen como él capaces de cambiar un partido, pero ha ido perdiendo importancia temporada tras temporada hasta el punto de ser el centro de las críticas en estas dos últimas, lo que ha hecho que el Real Madrid le busque un destino de cara a la temporada, a pesar de que desde el conjunto blanco saben que sigue pudiendo aportar cosas para lo que queda de campaña. 

[Más información: Seis años de la carrera de Bale en Mestalla: de tocar la cima a precipitarse hasta su salida]