El Real Madrid afronta, desde este miércoles, una semana complicada. Probablemente la más difícil de lo que va de año. Manchester City y Barcelona son las dos piedras en el camino que tendrá que sortear Zidane en apenas unos días para seguir vivo esta temporada en Champions y Liga

Noticias relacionadas

Este curso el equipo no está dubitativo y camina con paso firme hacia los títulos, pero antes deberá superar la ida de octavos de final de la máxima competición continental y El Clásico del próximo domingo 1 de marzo. Dos partidos en los que el Santiago Bernabéu volverá a rugir como una olla a presión. 

Aunque Zidane tiene líderes visibles en el equipo como Sergio Ramos, Casemiro, Benzema, Carvajal, Kroos o Varane -que lo han ganado todo en Europa y son importantes en la plantilla-, el Madrid también ha conseguido que otros futbolistas -inicialmente en un segundo plano- ejerzan su liderazgo sobre el terreno de juego con notables actuaciones. 

Isco

Aunque Isco es ya un veterano en la plantilla y ha formado parte de de un Madrid de leyenda que campeonó hace unos años por Europa, nunca se ha mostrado tan regular como ahora. 

Isco, durante el Real Madrid - Atlético de la final de la Supercopa de España EFE

Esta temporada, desde el partido que los blancos jugaron ante el PSG en noviembre, se ha convertido en un futbolista importante y ha ganado protagonismo. El malagueño es una pieza clave como enganche en la medular y Zidane ha demostrado tener una gran predilección por parte él.

El '22' vive un momento dulce y puede ser la primera vez que, si el Madrid termina levantando títulos a final de temporada, se sienta pieza clave de un proyecto deportivo en Concha Espina. 

Mendy

Con esfuerzo y discreción Mendy se ha ido asentado en el Real Madrid por delante de Marcelo; hasta el punto de ser titular casi indiscutible en el lateral izquierdo. Su solvencia defensiva lidera al equipo en los partidos, y cuando no está el equipo le echa en falta.

Mendy evita que el balón llegue a Correa REUTERS

El francés vive su primera temporada en la máxima élite del fútbol europeo tras haber despuntado en Francia. El ex del Olympique de Lyon tiene hambre por triunfar y ganar títulos y tiene la oportunidad de conseguir, siendo importante, de cara a los próximos meses. 

Fede Valverde

Fede Valverde es un caso similar a Mendy. El charrúa ha ido quemando etapas sin hacer ruido, con un perfil bajo en la plantilla pero siendo contundente. De hecho, se ha tornado como una pieza trascendental el centro del campo del Real Madrid y el equipo, difícilmente, podría desempeñarse igual sin él.

Fede Valverde y Zinedine Zidane, en el Real Madrid - Atlético de la final de la Supercopa de España EFE

'El Pajarito' vive su primera temporada como pieza importante del Real Madrid, después de haberse forjado desde las categorías inferiores merengues. Un jugador que le ha cambiado la cara al equipo y es uno de los líderes silenciosos de la medular. 

Courtois 

En última instancia aparece Courtois, un ejemplo claro de que se puede revertir casi cualquier situación en el Real Madrid hasta convertirse en una pieza clave. El guardameta fue una apuesta del club blanco en 2018 para la portería, sin embargo, vivió una primera temporada en Chamartín muy complicada.

El peso de Keylor Navas en el equipo generaba una presión extra sobre el ex del Chelsea y nunca llegó a alcanzar su mejor versión. Todo hasta este curso, donde se ha asentado bajo palos y ha confirmado la confianza que el Real Madrid depositó en él. 

Courtois celebra el gol olímpico de Kroos REUTERS

Esta temporada es la primera en la que Courtois se siente importante. La primera en la que puede ser clave para el Madrid en la consecución de títulos. Un momento que ha esperado disfrutar casi dos años desde aterrizó en Concha Espina.

[Más información: Zidane es Mr. Champions: imbatible en Europa, un motivo más para creer en el Madrid ante el City]