Zinedine Zidane, en el banquillo del Real Madrid

Zinedine Zidane, en el banquillo del Real Madrid EFE

Fútbol REAL MADRID

El manual de Zidane: el entrenador de mil caras que ganó otra batalla a Simeone

El técnico francés fue el gran artífice de la victoria blanca en el derbi. Supo rectificar en el descanso y se llevó la 'partida de ajedrez'.

La figura de Zinedine Zidane tuvo otra vez un valor crucial en la importante victoria del Real Madrid contra el Atlético en el derbi de este sábado. Otra demostración de los conocimientos del técnico francés, que hace mucho que hizo olvidar aquello de la 'flor'. Es una realidad que es uno de los mejores entrenadores del mundo, sino el mejor, que ha logrado reconducir un Madrid a la deriva y que de nuevo vuelve a aspirar a ganarlo todo.

Contra el Atleti se volvió a ver. Es cierto que se equivocó con su planteamiento inicial con los cinco centrocampistas. Zidane apostó por ellos para llevarse el derbi desde el control del partido desde el centro del campo y el error fue claro. Ese esquema no parece estar hecho cuando delante hay un equipo que se siente cómodo jugando sin tener el dominio de la pelota, como ocurre con el Atleti de Simeone. El Madrid acabó sufriendo en la primera mitad y se vio obligado a cambiar de planteamiento.

Zidane, que de fútbol sabe un rato, no tuvo problemas en reconocer su error y mover el banquillo en el descanso. Dos cambios -no haría más en el segundo tiempo- y vuelta a empezar contra los rojiblancos, que se veían cómodos sobre el campo. Al campo saltaron Vinicius y Lucas Vázquez y se fueron dos jugadores de la talla de Isco y Kroos a los que posteriormente, en rueda de prensa, no quiso señalar. Fueron ellos, pero podían haber sido otros, vino a explicar el técnico galo sobre su decisión.

Zinedine Zidane y Diego Simeone se saludan antes del derbi

Zinedine Zidane y Diego Simeone se saludan antes del derbi REUTERS

El Madrid, al que le había faltado profundidad en los primeros 45 minutos como también ocurrió en la final de Yeda, pasó a un 4-3-3 más vertical y ofensivo, a la par de equilibrado. Un esquema que muchos daban por muerto en el Madrid y que en el derbi propició la victoria. Porque Fede Valverde, que empezó el partido volcado a la banda derecha, pasó a su posición natural y se liberó. También brilló Vinicius, al que Zidane se ha encargado de ir devolviendo la confianza poco a poco hasta que ayer fue clave con su magnífica jugada que acabó con el pase de Mendy a Benzema que terminó en gol.

El abanico de opciones de Zidane

No hay nadie que conozca tan bien al vestuario del Madrid como Zidane. Insiste en cada comparecencia que tiene a los mejores del mundo y cuenta con todos ellos, una verdad -sobre todo esta última- absoluta. Las opciones de Zidane se han ido multiplicando con el paso de los partidos y ha sabido contextualizar cada encuentro para seleccionar el mejor plan. Contra el Atleti se equivocó de inicio, pero acertó al cambiar todavía a tiempo. Dependiendo del día, un esquema. Y Zidane ya ha usado hasta cinco formaciones diferentes esta temporada.

[Más información: El último truco de Zidane: el Real Madrid de los cinco centrocampistas]