Durante toda la historia del fútbol europeo se decía que juntar a varios brasileños en el equipo suponía una bomba para el vestuario. La fama de fiesteros, poco trabajadores y más preocupados de lo extradeportivo que de lo que sucede dentro del campo de juego suponía un riesgo cada vez que un club decidía contratar a una perla del país sudamericano.

Noticias relacionadas

La mayor referencia futbolística brasileña que existe en la actualidad, Neymar, viene a confirmar esa teoría. Cumpleaños, rebeliones, viajes, fiestas... No hay mes en el que el jugador del PSG no sea noticia por algo que haya hecho fuera del Parque de los Príncipes. Además, sus continuas lesiones en los momentos más trascendentales le han impedido ser candidato al Balón de Oro desde que está en París.

Pero en el Real Madrid hay cinco brasileños que son un ejemplo tanto dentro como fuera del campo. Zinedine Zidane se ha encomendado a un grupo trabajador, humilde y con muchísima calidad. El francés, con su confianza y sus consejos han creado un precedente que acaba con ese mito. Ellos serán una pieza clave para que esta temporada acabe de forma positiva con títulos.

Coquelin y Casemiro, en el Valencia - Real Madrid de la Supercopa de España EFE

Los cinco fantásticos

Casemiro, Vinicius Júnior, Rodrygo Goes, Marcelo y Eder Militao han demostrado que se puede dar más que hablar en el campo que fuera de él. En una combinación de juventud y veteranía, los cinco tienen un rol especial en el equipo y cuentan con la confianza del resto de sus compañeros. Todos guían a los más jóvenes, mientras que los 'perros viejos' son el ejemplo de fórmula de éxito en el fútbol.

Tanto Marcelo como Case ya han tenido una trayectoria que les colocará en la historia del fútbol por sus títulos y por su fútbol. El lateral ya está en las vitrinas del club como uno de los carrileros izquierdos más prolíficos del Real Madrid. Por sus botas ha pasado parte de la época más exitosa de la entidad blanca en este siglo. Lo mismo sucede con el centrocampista, que desde la humildad se ha ganado el calificativo de uno de los mejores pivotes del mundo.

Vini, Rodrygo y Militao aún tienen mucho que andar, pero sus primeros pasos están siendo tan positivos que es imposible no pensar en ellos como futuras estrellas. Lo que está claro es que su forma de ser ha entrado en el vestuario como un guante y han creado un buen entorno. El central llegó este verano con el papel de tercer central, mientras que los dos extremos son dos de las promesas más interesantes del mundo. Estos cinco aguardan la llegada de uno más para el grupo.

Rodrygo Goes, Eder Militao y Vinicius Junior EFE

Reinier se apunta

Reinier Jesús llegará este mes de febrero para aumentar el clan a seis. El ex jugador de Flamengo fichó este mercado de invierno por el Real Madrid a cambio de alrededor de 35 millones de euros en un ejemplo más de esa fórmula de encarar el mercado de fichajes que practica desde hace un tiempo el conjunto blanco.

El joven media punta tiene el mejor entorno posible para crecer como gran jugador. Este grupo de cinco jugadores le ayudará a adaptarse a la perfección, sin malos ejemplos y con un nivel de tutela deportiva más que interesante. El joven de 18 años llega con una buena carta de presentación. Potencia, conducción, gol y mucha clase con el balón, eso es lo que ha fichado el Madrid.

Si toma el ejemplo de la humildad y del trabajo de sus cinco compañeros, su carrera en el Madrid será tan positiva como lo dice su proyección. Este grupo de brasileños que tutela Zidane quiere pasar a la historia con títulos y el primer paso ha sido asentar y acabar con los malos mitos que suelen rodear a estas apuestas.

[Más información: Una piña a por La Liga: el mérito de Zidane con el vestuario del Real Madrid]