Si hay un jugador que está brillando por encima del resto en el nuevo Real Madrid de Zidane ese es Casemiro. El brasileño es una pieza clave y trascendental en el juego del equipo. Sin embargo, tiene un problema: no tiene recambio natural en la plantilla. Una preocupación que el técnico galo no pierde de vista. 

Noticias relacionadas

La consistencia que Casemiro aporta al Real Madrid no es fácil de encontrar en otro jugador, sobre todo cuando se ha erigido como un futbolista total que defiende y ataca; ejemplo de ello son los dos goles que le marcó al Sevilla

La salida de Marcos Llorente al Atlético de Madrid el pasado verano dejó al equipo sin un suplente natural para el brasileño. En caso de emergencia, ante una ausencia del '14' merengue, hay experimentos como poner a Fede Valverde o a Toni Kroos de pivotes. Pero es un riesgo notable. 

La cuesta de 2020 

El Real Madrid afronta ahora 39 días de máxima tensión con el inicio de la Copa y la llegada de otra competición más. Zidane deberá lidiar con tres escenarios distintos de forma simultánea, en un tramo en el que se juega la temporada. Unionistas será el primer obstáculo en el camino que abrirá la veda de un mes frenético.

Casemiro es el único jugador sin alternativa y ya en la primera vuelta lo jugó casi todo: solo se perdió los partidos ante Valencia y Athletic (el segundo por sanción). De hecho, Zidane le ha convocado para el partido de este miércoles en Salamanca. Jugadores como Ramos, Modric, Kroos o Rodrygo descansarán, pero el brasileño es insustituible. 

Casemiro celebra un gol con el Real Madrid EFE

A pesar de ello, Zidane debe encontrar una fórmula para que pueda respirar de vez en cuando. Ahora vienen semanas duras contra Atlético de Madrid, Osasuna (visita a El Sadar), Manchester City y Barcelona. Partidos en los que el Madrid se jugará buena parte del éxito de la temporada; al menos el seguir vivo en todas las competiciones. 

Ocho partidos en 39 días es la cifra exacta de encuentros que tendrá que disputar el Madrid. A los antes mencionados se suman los duelos ante Valladolid, Celta y Levante

Objetivo: Champions y Clásico

La tarea que tiene 'Zizou' no es sencilla, ya que no tiene muchas alternativas. El peligro está en que Casemiro no se puede desgastar antes de esta recta final de partidos, ya que Barça y Manchester City son los últimos encuentros que tendrán que afrontar los blancos. 

Sin Casemiro el Real Madrid pierde consistencia en la medular, algo que afecta a todo el equipo. Es una pieza clave en el engranaje del Real Madrid para arropar a sus compañeros, por lo que una lesión sería algo fatal. Se trata de una suerte que no puede correr el conjunto blanco. 

Coquelin y Casemiro, en el Valencia - Real Madrid de la Supercopa de España EFE

A favor del '14' está que pudo descansar en Navidad gracias al parón. Sin embargo, la Supercopa de España fue de máxima exigencia y si él sigue con una alta de partidos en sus piernas podría sobrecargarse y lesionarse. 

La clave de Zidane podría estar en un sistema con las líneas más juntas que poblara la medular de más centrocampistas para defenderse con el balón cuando él descanse. Kroos, Modric, Valverde e Isco se han convertido en fijos habituales, algo que unido al poder asociativo de Benzema y a la solvencia defensiva del equipo atrás podría dar resultados. 

[Más información: Casemiro, el mediocentro total que el Madrid fichó por 6 millones: un muro, goles e innegociable]