Ferland Mendy y Marcelo, junto a Zinedine Zidane

Ferland Mendy y Marcelo, junto a Zinedine Zidane

Fútbol LA LIGA

La competencia entre Mendy y Marcelo mejora al Madrid: dos laterales diferentes para Zidane

El partido frente al Sevilla permitió ver las variantes con las que cuenta el entrenador blanco con el francés y el brasileño.

Noticias relacionadas

El gesto de Zinedine Zidane cambiando a Marcelo en la segunda mitad del Real Madrid - Sevilla ha sido el sello que ha firmado el cambio de guardia en el lateral izquierdo blanco. La temporada pasada no fue cómoda ni fácil para el brasileño. Los altibajos fueron constantes y su rendimiento puso las piedras de la edad en su mochila. Aún así, el regreso del técnico francés ha supuesto una nueva oportunidad que, por momentos, ha devuelto esa confianza en esta campaña.

Y ha sido por momentos por los problemas físicos que Marcelo ha sufrido en la primera parte de la temporada. Las lesiones han provocado que Zidane haya acelerado la transición que se tenía que provocar entre el lateral de la Canarinha y Ferland Mendy. El francés ha dado un paso adelante que se confirmó con la consecución de la Supercopa de España.

El francés suma algo más de 300 minutos que Marcelo en lo que va de campaña y la confianza que ha depositado Zidane en él ya da sus frutos. Aunque hay determinados detalles que aún requiere que se pulan, Mendy trata de mantener el nivel ofensivo del brasileño, palabras mayores con lo que ha dado en la etapa más gloriosa del Real Madrid en este siglo XXI. Pero, sobre todo, la mejora ha llegado en los números defensivos.

Ferland Mendy controla un balón con el pecho

Ferland Mendy controla un balón con el pecho REUTERS

El cerrojo defensivo

Por algo el técnico blanco confió en él para cerrar la banda izquierda ante el Sevilla y evitar riesgos durante el último tramo del encuentro. Mendy ha ido dando pasos agigantados a la hora de poner el candado al flanco derecho del ataque rival. Si bien es cierto que fue parte de la debacle de París, cuando le ha tocado responder ante las lesiones de Marcelo, ha cumplido hasta empezar a asistir y a atreverse con su potente disparo y, sobre todo, dándole un respiro a la medular a la hora de corregir las subidas del lateral.

El nivel defensivo que Mendy ha dado en el tiempo que ha sustituido a Marcelo ha sumado para crear el muro que ha levantado el Real Madrid durante la temporada. Su velocidad era una de las grandes virtudes por las que firmaba con el equipo blanco y una selección a la hora de subir que ha ido mejorando con el paso de los partidos. Con el borrón de esa expulsión innecesaria antes de la visita a Valencia que obligó a Zidane a inventar, el papel del francés en la primera parte de la temporada ha sido positivo.

Marcelo remata un balón aéreo

Marcelo remata un balón aéreo REUTERS

Un respiro para Marcelo

En cualquier caso, esto también beneficia a Marcelo. La edad del brasileño obliga a cuidar especialmente a un jugador que pasará a la historia como uno de los mejores. El de Río de Janeiro ha cambiado finales donde el equipo agrandó su historia en la Champions League. Pero el estado físico que ha demostrado en la primera vuelta ha demostrado una debilidad nunca vista antes en él.

El brasileño tendrá que concentrarse para las grandes citas y dar ese rendimiento que ha marcado su carrera, sin la necesidad de jugar partidos más intrascendentes. Eso ya queda para Mendy. Para que el francés siga creciendo futbolísticamente y cogiendo confianza. Marcelo tiene que estar en los momentos de, utilizando el símil pugilístico, la distancia del dinero. Ser ese puñal que le ha llevado al estrellato en su carrera es vital para los intereses del Real Madrid en lo que queda de temporada.

[Más información: El goleador Casemiro alarga el momento dulce del Real Madrid ante el Sevilla en La Liga]