No todos los jugadores aterrizan en el Santiago Bernabéu con el cartel de galáctico luciendo sobre sus cabezas. Algunos llegan como futbolistas para mejorar el fondo de armario, como apuestas más o menos arriesgadas y otros lo hacen para recalar en el Castilla y dar más tarde el salto al primer equipo.

Noticias relacionadas

Uno de estos últimos es el caso de Casemiro. El mediocentro llegó desde Brasil para jugar en el filial del Real Madrid. Después de este tiempo, el club blanco decidió ejercer la opción de compra y pagó 6 millones de euros al Sao Paulo para hacerse con los servicios del prometedor centrocampista.

Era el 2013 y Casemiro cumplía su sueño de recalar en el mejor club del mundo. Pero entonces la decisión fue cederle al Oporto después de ganar La Décima, ya que por aquel entonces no tenía sitio en el primer equipo merengue. Pero tras su buen despliegue en la liga portuguesa, el Real Madrid no lo dudó y le hizo hueco en su plantilla para la 2015/2016.

Ascensión de Casemiro

Desde aquel año la importancia del mediocentro ha ido ganando cada vez más peso. El futbolista se ha convertido en un innegociable y todo de la mano de Zinedine Zidane, uno de sus grandes valedores. En el vestuario todos se rinden a él, pero es Zizou el que ha confiado en su perfil para equilibrar el juego del equipo merengue.

Casemiro, en un partido de Champions del Real Madrid Reuters

Esos 6 millones de euros que pagó el Real Madrid en su día pueden ser de los más rentables de la historia del club de Concha Espina. Ahora, casi siete años después, Casemiro se ha convertido en el mejor mediocentro del mundo. No solo es un muro de contención, sino que además se ha destapado como goleador. 

En lo que va de 2019/2020, el internacional canarinho ya ha marcado cuatro tantos, igualando así su marca de la temporada pasada y eso que todavía es el mes de enero. Casemiro es mucho más que un pivote defensivo, es un todoterreno al servicio del Real Madrid de Zinedine Zidane.

El doblete soñado

Ha sido este sábado 18 de enero cuando Casemiro ha vuelto a salvar al conjunto merengue. Pero no como lo suele hacer, ejerciendo sus funciones como nadie, sino con goles. Un doblete ante el Sevilla para colocar al Real Madrid como líder provisional de la clasificación de La Liga.

Casemiro celebra un gol con el Real Madrid EFE

Los blancos se quedaron los tres puntos tras vencer por 2-1 al Sevilla de Julen Lopetegui. Un triunfo importante para meter presión al Barcelona y que se une al pinchazo del Atlético contra el Eibar en Ipurua. Zizou no ocultó su alegría por los goles del brasileño, al igual que Emilio Butragueño.

"Bien. Al final dos goles de 'Casi' no son normales. Sobre todo el primero, el primero que se va de segunda línea... Pero contento con su aportación, sus goles y con la segunda parte de todo el equipo", dijo Zidane en rueda de prensa. Aunque fue 'El Buitre' el que no ahorró en piropos.

"Casemiro termina con una sutileza como si fuera un gran delantero centro. Cada vez tienen desafíos mas grandes y Casemiro ha sido capaz de superar todas las barreras. Ha sido fundamental para el equipo, nos ha ayudado de manera decisiva y en el medio del campo es un soporte vital para sus compañero", dijo Butragueño.

Hombre de club

El internacional brasileño ha demostrado ser un hombre de club, que no duda en partirse la cara por y para el Real Madrid cuando hace falta. Hace tan solo unos días declaró en Libero el orgullo que supone no solo jugar en el club blanco, sino haberlo hecho también en su cantera.

"Yo siempre digo que, para mí, ha sido un placer y un grandísimo honor poder jugar en la cantera del Real Madrid. He disfrutado mucho porque conocí los valores de este club", dijo un Casemiro que ha pasado de recibir numerosas críticas a ser un pilar del trece veces campeón de Europa.

[Más información: El goleador Casemiro alarga el momento dulce del Real Madrid ante el Sevilla en La Liga ]