Courtois celebra la victoria del Real Madrid  en la final de la Supercopa de España

Courtois celebra la victoria del Real Madrid en la final de la Supercopa de España REUTERS

Fútbol SUPERCOPA DE ESPAÑA

Courtois, de sufrir el gol de Sergio Ramos en Lisboa a verdugo del Atlético y salvador del Real Madrid

El belga se reivindica y completa su conversión al madridismo dejando atrás la imagen de ser el guardameta en el tanto de La Décima. 

Noticias relacionadas

El día que se presentaba Thibaut Courtois como nuevo portero del Real Madrid se proyectaba en los videomarcadores del Santiago Bernabéu las imágenes del gol de Sergio Ramos en La Décima. Es un ritual, ya que siempre se pone el mismo vídeo con el himno, pero es que en esta ocasión estaba sobre el césped el guardameta que tuvo que sacar el balón de la red en Da Luz.

Aquella noche del 24 de mayo de 2014 Courtois vio como una Champions se le escapaba entre los dedos de la mano, los mismos con los que rozó el cabezazo de Ramos. Sin embargo, el destino le tenía preparado una recompensa por aquel mal trago. 

Gol de Sergio Ramos en Lisboa al Atlético de Madrid

Gol de Sergio Ramos en Lisboa al Atlético de Madrid

Desde que llegó al Real Madrid, Courtois ha tenido que convivir con la alargada sombra de Keylor Navas. El tico fue el portero de las tres Champions consecutivas, pero el belga aterrizó de nuevo en la capital de España con la vitola de mejor cancerbero del Mundial 2018 disputado en Rusia.

Sin embargo, las continuas críticas y dudas hicieron que la pasada campaña no se viera el verdadero nivel de Thibaut Courtois. Se dice que el de portero es un puesto completamente distinto al resto. Incluso se cuenta, con razón, que el guardameta es un ser solitario y algo loco, con cierto toques de imprudencia.

También que las rotaciones no se pueden llevar a la portería. Al menos para algunos guardianes del arco es así. Y Courtois debe ser uno de ellos porque desde que se marchó Keylor Navas ha recuperado la sonrisa, la alegría y esas paradas imposibles que ya hacía con Bélgica y antes también en las filas del Atlético y del Chelsea

Courtois ha vuelto a brillar sin competencia, sin la sombra del costarricense y con la plena de confianza de Zidane. El francés dijo nada más regresar al banquillo que esta temporada no habría debate, en lo que muchos interpretaron de forma incorrecta como una apuesta por Keylor, y lo cumplió.

El portero de Zidane

En pretemporada le comunicó al tico que Courtois sería el portero titular. Una decisión del entrenador y del club que con el belga fichó a un guardameta para una década. Finalmente, Keylor Navas se marchó y llegó Areola para ser suplente de un Thibaut con el que mantiene una gran relación de amistad. 

Courtois celebra el gol olímpico de Kroos al Valencia en la Supercopa

Courtois celebra el gol olímpico de Kroos al Valencia en la Supercopa REUTERS

Courtois necesitaba reivindicarse y lo ha hecho ante su exequipo. Qué mejor manera de ganarse para siempre a la afición del Real Madrid que parando un penalti y siendo decisivo ante el vecino y eterno rival. El mejor Courtois está de vuelta y ha llegado para quedarse definitivamente en el conjunto blanco.  

Por fin el debate en la portería ha muerto. El Real Madrid tiene portero y muy bueno. Se acabó de mirar a Ter Stegen y Oblak. Courtois ha demostrado que Zidane tiene un guardameta al menos a la altura de los de Barcelona y Atlético. 

Gigante en Arabia

De hecho, el belga salió claramente vencedor en su duelo de gigantes contra Oblak. Dentro de sus intervenciones milagrosas en la final de la Supercopa están un balón sacado a Morata en el tramo decisivo del encuentro y una mano a tiro de un Thomas que intentó sorprender justo antes de que el árbitro pitara tres veces y mandara el encuentro a la prórroga.

Pero quizá fue en el tiempo extra donde más grande se hizo la figura de Courtois. Un pie a un remate acrobático de Morata u otra mano salvadora tras rechazar Mendy un centro de Correa y envenenarse de mala manera la pelota. El belga era un coloso y respondía a cada una de las intentonas colchoneras. 

Los jugadores del Real Madrid abrazan a Courtois tras la tanda de penaltis

Los jugadores del Real Madrid abrazan a Courtois tras la tanda de penaltis EFE

Su mejor parada llegó en la tanda de penaltis. Mientras que Oblak volvió a fallar como en Milán, el madridista realizó una acción prodigiosa para evitar el tanto de Thomas desde los once metros. El centrocampista del Atlético tendrá pesadillas con un Courtois que vivió su gran noche, de momento, con el Real Madrid en Yeda

Mientras, Courtois deja atrás las suyas y ya sueña en blanco. El hombre que sufrió el castigo de Ramos en Lisboa ya celebra título siendo protagonista. Salvador del Real Madrid y verdugo del Atleti.

Courtois ya, definitivamente, deja de ser el portero que se estira como Boomer en la foto de La Décima para ser el del penalti parado al Atlético en la primera final de la Supercopa de España en Arabia Saudí. Courtois ya es del Real Madrid. 

[Más información - De Milán a Arabia: el Real Madrid vuelve a derrotar al Atlético en los penaltis tras una final interminable]