El Real Madrid no descansa en su reclutamiento de jóvenes promesas que puedan asegurar el futuro del club. El último parece que será Reinier Jesus, perla del Flamengo de 17 años y cuyo fichaje podría hacerse oficial el próximo 19 de enero cuando cumpla la mayoría de edad. Entretanto el club sigue trabajando en cerrar la contratación del brasileño va configurando un once para la próxima década en el que todavía falta una posición -o mejor dicho un perfil- por cubrir.

Noticias relacionadas

En la delantera, donde Reinier también puede ocupar una posición, tiene efectivos de sobra. Vinicius, Rodrygo y Jovic cubren sobradamente la zona, aunque otros como Take Kubo o Brahim Díaz también lucharán por ganarse un sitio en el Madrid del futuro. 

Reinier apuntalaría la zona ofensiva del centro del campo blanco en el que Martin Odegaard es una pieza importante. Fede Valverde, quien ya ha explotado este curso hasta hacerse un hueco en el once de Zidane, les escoltaría. 

Lunin, pese a que desde fichó por el Madrid no ha tenido suerte con las cesiones, estaría bajo palos. La defensa también cuenta con jugadores de sobra, desde Militao y Mendy fichados este verano, hasta canteranos como Achraf y Reguilón que se curten cedidos fuera del club.

Un puñado de jugadores al que se añaden otros como Ceballos, Óscar Rodríguez o Vallejo. Pero al repasar la lista falta un perfil de futbolista claro, un Casemiro. El Madrid no tiene todavía un mediocentro defensivo que pueda coger el testigo del brasileño en un futuro. Es más, la plantilla del primer equipo no cuenta esta temporada con un recambio natural para él.

El club se ha puesto manos a la obra para dar con un jugador de sus características y joven. Es importante que sea compatible con Fede Valverde, al que el Madrid ve como uno de los futuros pilares del equipo, al mismo tiempo que ya se ha convertido en un jugador crucial en los planes actuales de Zidane.

Boubakary Soumaré, con el Lille

Soumaré, el nuevo Casemiro

Boubekery Soumaré es el más parecido a Casemiro de los jugadores que ha espiado el Madrid. Internacional sub21 con la selección de Francia, a sus 20 años se ha convertido en un fijo dentro de la plantilla del Lille. Esta temporada ha jugado 17 partidos en la Ligue 1 y seis en Champions y tiene detrás suyas a varios clubes importantes de Europa tras sus pasos. El Valencia ya intentó su fichaje el pasado verano. Daría la solidez en el centro del campo que busca el Madrid.

Camavinga, calentando con el Rennes Reuters

Camavinga, el mediocentro total

El otro jugador al que sigue Zidane también la liga francesa es Eduardo Camavinga. La joya del Rennes, de solo 17 años, no es del todo un jugador como Casemiro. Sí tiene mucho parecido al brasileño en la marca y a la hora de recuperar balones, pero su salida del balón y su despliegue físico recuerdan a Valverde, un "futbolista moderno", como calificó Zidane al uruguayo tiempo atrás. Ambos conformarían una dupla de centrocampistas para dominar el campo en ataque y en defensa.

[Más información: Así juega Reinier, el 'heredero' de Kaká que ficha el Madrid antes que Barça y Atlético]