Benzema, al menos hasta 2022. El delantero ha firmado la ampliación de su vínculo con el Real Madrid por una temporada más (finalizaba en 2021) que, además, le supondrá una mejora de contrato acorde con el salto que ha dado su rol en el equipo. Karim seguirá vistiendo de blanco hasta que tenga 34 años. Ha querido que sea poco a poco y no quiere estar en el club si no puede dar su máximo nivel.

Noticias relacionadas

El Madrid cierra el 2019 con una gran noticia. La permanencia de Benzema en el equipo era clave. Ahora mismo es el jugador más decisivo de la plantilla y había llamado la atención de otros equipos. Concretamente, desde Francia se habían interesado el PSG y el Olympique de Lyon. Pero ni los millones del jeque del Parque de los Príncipes ni la oportunidad de volver al club de sus orígenes han pesado más que la opción de seguir vinculado al Real Madrid.

La de Benzema ha sido también la última renovación que ha acordado el Real Madrid en este 2019. Los primeros en hacerlo fueron Toni Kroos, hasta 2023, y Nacho Fernández, hasta 2022. El anuncio oficial de ambos llegó el pasado mes de mayo, aunque como ocurre con Benzema el acuerdo ya se había alcanzado con anterioridad. El centrocampista alemán tuvo un acto en el que habló ante los medios y declaró que su deseo es acabar su carrera de blanco, algo que se repite en la mayoría de los casos.

Abrazo de Casemiro y Messi tras El Clásico Reuters

El Madrid empezó a blindar su equipo el pasado verano y desde entonces también ha acordado otras dos renovaciones que todavía no se han anunciado. Uno es Fede Valverde. El uruguayo tuvo la recompensa a su explosión y el Madrid le ató con un contrato hasta 2025 y una cláusula de rescisión de 750 millones de euros. El otro fue Casemiro, que amplío su vínculo hasta 2023. Ambos terminaban también contrato en 2021, pero el club se ha apresurado para así fortalecer su centro del campo con las ampliaciones de Kroos, Casemiro y Valverde.

Con Benzema se pone el broche al año, pero hay aún un puñado más de jugadores que terminan su contrato con el Madrid en junio de 2021. Será la tarea para este 2020 para el club, que tendrá que resolver estos asuntos. Por su importancia en el vestuario, los dos casos más importantes son los de Sergio Ramos y Luka Modric. Dos pesos pesados del equipo, cuya situación de cara a esa posible mejora de contrato es bien diferente.

Ramos y Modric, por resolver

El Madrid y Ramos parecen abocados a entenderse. Las alarmas saltaron cuando el curso pasado le llegó una gran oferta desde China al camero, pero al final el club y el jugador reconducieron la situación. Con las aguas en su cauce, es cuestión de que ambas partes se sienten a hablar para cerrar un acuerdo para que el capitán siga vinculado al equipo.

Luka Modric

Con Modric es más complicado. El Madrid tendrá que valorar si renovar o no a su '10'. Sus 34 años pesan y ya se ha visto en la pérdida de protagonismo que ha perdido esta temporada tras la irrupción de Valverde. Su contrato se amplió automáticamente de 2020 a 2021 tras ganar el Balón de Oro. Entonces tendrá 36 años y en su cabeza rondará, seguramente, más la idea de colgar las botas que seguir al nivel de exigencia que supone jugar en el Madrid. Que renueve es difícil, pero además también su futuro se estudiará de cara al próximo verano.

Los casos de Lucas y James

Por último, también Lucas Vázquez y James Rodríguez terminan contrato en 2021. Sus casos no son prioritarios para el Madrid. El futuro de ambos está en el aire. Lucas ha perdido peso en el equipo por las apariciones de Rodrygo y Vinicius, mientras James, que se quedó esta temporada contra todos los pronósticos, solo tiene unos meses por delante  para convencer al club de que merece seguir. Su primera vuelta de la temporada no ha sido muy prometedora.

[Más información: Benzema se retirará de blanco: el Real Madrid renueva al '9' hasta 2022]