Una de las sorpresas que ha dejado el 2019 ha sido la enorme irrupción de Martin Odegaard en La Liga. Al joven noruegao solo le ha bastado media temporada en Primera División para demostrar que no se equivocaban todos aquellos que confiaron en él cuando era solo un adolescente y ha dado con la zapatilla en la boca a todos esos otros que le dieron por 'muerto' cuanto tan solo era un crío. Con 21 años es ya una realidad.

Noticias relacionadas

Bajo el cartel de ser uno de los mejores jugadores de toda La Liga, Odegaard ha atraído lógicamente la atención del Real Madrid. El plan era cederle dos años a la Real Sociedad para que primero se adaptara al campeonato español y luego diera el salto que ya ha dado. No le ha hecho falta un periodo de adaptación y su nombre ya está apuntado en la hoja de ruta blanca para la temporada 2020/2021.

El deseo de Odegaard

El Madrid piensa en recuperarle, pero no es seguro que esto acabe ocurriendo. La decisión del jugador pesará mucho y, de momento, por su cabeza pasa seguir en la Real un año más. No quiere precipitarse y llegar al primer equipo blanco antes de tiempo. Lo que antes (cuando estaba en el Castilla) eran prisas por que entrenara con los 'mayores' y recibiera la llamada eventualmente, ahora es calma y pausa para volver en el momento correcto.

Busquets y Odegaard, durante un momento del partido EFE

En San Sebastián muchos lo tienen claro. ¿Cómo no va a recuperar el Madrid al mejor jugador de La Liga si le saldría gratis? Imanol Alguacil, técnico de la Real, todavía confía en que el propio futbolista sea quien aplace su regreso a la capital. "Este es el mejor lugar para crecer,  yo creo que la segunda temporada seguirá aquí", decía en una entrevista reciente. Odegaard solo quiere volver si le prometen que no será un jugador más dentro de la rotación del equipo.

Odegaard puede estar preparado para asumir galones en el Madrid por detrás de los Benzema, Hazard, y Ramos. Formar parte de una segunda línea donde están los Kroos o Fede Valverde. Eso obliga al club blanco a mover ficha para la temporada que viene y, pese a que en su centro del campo está este año con lo justo, hay mucho nombre con el que debería competir y compartir las oportunidades.

James, Isco... y Modric

El caso más claro es el de James. El colombiano se quedó pensando que jugaría, pero las lesiones le han acabado apartado de un once en el que tampoco se asentó. Se habló de su salida incluso en enero, pero eso obligaría al Madrid a reforzarse y no parece muy a la labor de hacerlo rápido y corriendo.

Isco parecía destinado a sufrir un destino similar al que apunta James, pero Zidane ha conseguido resucitarle. Ahora alterna sitio en el once con Valverde o con Modric. Su salida está mucho más lejos de ocurrir de lo que parecía semanas atrás, pero con Odegaard apretando y la posible llegada en verano de algún otro centrocampista (véase Pogba) la amenaza de tener cambiar de aires es real si no se va otro de sus compañeros.

En última instancia está Luka Modric. A Odegaard le ven en un futuro como su relevo, aunque es una obviedad que actualmente el noruego es más físico del croata, fruto de la juventud. Tiene la calidad y la visión de juego que necesita el Madrid y Modric ya tiene 34 años. ¿Se dará un paso de testigo este verano? ¿O habrá que esperar al verano de 2021? El Madrid le quiere ya y para ello deberá empezar a hacerle hueco en los próximos meses. La pelota también está en el tejado del futbolista.

[Más información: El Real Madrid prepara el centro del campo del futuro para la próxima década]