El Real Madrid terminó sus competiciones de 2019 el pasado domingo 22 de diciembre con un empate (0-0) ante el Athletic Club en el Santiago Bernabéu. Tras el partido los blancos iniciaron el parón de Navidad con varios objetivos pendientes para afrontar el inicio de 2020 en condiciones óptimas.

Noticias relacionadas

La parte decisiva de la temporada comenzará en apenas una semana con los octavos de final de la Champions League, ante el Manchester City, en el horizonte. Antes, la cuesta de enero pondrá a prueba la resistencia del equipo para recortar distancia por el liderato liguero; sin olvidar que la Supercopa de España ante Valencia, Barça y Atlético de Madrid augura partidos de altos vuelos.

Descanso a Casemiro y los titulares

Uno de los principales beneficios que tendrá este break navideño para el Real Madrid será el descanso que tendrán sus jugadores. Aunque muchos de ellos han viajado a sus tierras natales, algunas a miles de kilómetros, el desgaste de los vuelos compensará la descarga que tendrán en sus piernas después de una primera vuelta de máxima exigencia.

Zidane da órdenes a Mendy REUTERS

Barça, PSG, Atlético y una irregularidad constante en los primeros meses de competición han supuesto un cansancio extra para los jugadores. Algo que en estos días deben olvidar para afrontar los próximos meses con garantías.

Esta semana se trata de una oportunidad única de que Casemiro, el jugador más utilizado por Zidane con 1.920 minutos a sus espaldas, pueda descansar; todo ello sin la necesidad de prescindir del brasileño durante un partido en la posición de pivote defensivo, donde no tiene un recambio natural en la plantilla. 

Hernández Hernández muestra la tarjeta amarilla a Casemiro REUTERS

El '14' es una pieza vital para Zidane, algo que ha hecho que el técnico francés no le haya dado apenas descanso. De hecho, solo estuvo ausente en los partidos contra Valencia y Athletic: uno con motivo del Clásico del pasado 18 de diciembre y otro por sanción debido a acumulación de tarjetas amarillas. 

Recuperación de Hazard y Marcelo

La enfermería del Real Madrid es uno de los mayores quebraderos de cabeza con el que ha tenido que lidiar Zidane durante toda la primer vuelta. Desde que Brahim abrió la veda en territorio norteamericano en pretemporada, casi toda la plantilla ha pasado por la mano de los servicios médicos del Real Madrid. 

Courtois, Mendy, Marcelo, Carvajal, Nacho, Varane, Kroos, Valverde, Modric, Isco, Asensio, James, Rodrygo, Brahim, Hazard, Bale y Lucas Vázquez han sido los jugadores que han sufrido, al menos una lesión, en lo que va de temporada. 

Actualmente se encuentran en la enfermería Asensio, Lucas Vázquez, Hazard y Marcelo. Precisamente, estos dos últimos copan una de las grandes prioridades del Real Madrid para este parón: recuperarles de cara a enero de 2020.

Eden Hazard, durante la recuperación de su lesión

Los 12 días que el Madrid pasara sin competir deben servir para que Hazard y Marcelo terminen de recuperarse para poder reincorporarse al trabajo con el grupo. Ambos se encuentran en la recta final de sus procesos de rehabilitación y, previsiblemente, estarán disponibles a principios de enero. 

Preparación para la Supercopa 

La Supercopa de España es la primera gran cita marcada en rojo en el calendario del Real Madrid. Los blancos afrontan una competición con un formato totalmente novedoso, estilo Final Four, que dota al torneo de mayor atracción para el interés de su consecución. 

Sergio Ramos, José Luis Gayá, Sergio Busquets y Saul Ñíguez, tras el sorteo de los emparejamientos de la Supercopa de España EFE

Los blancos juegan su primer partido ante el Valencia el próximo 8 de enero y una posible final contra el Barcelona, que se medirá al Atlético de Madrid en semifinales, está en el horizonte. Zidane sabe que después de las buenas sensaciones dejadas en el Camp Nou tiene ante sí una oportunidad única de afianzar el buen momento del equipo con un título. 

Mentalidad para la cuesta de enero 

Los inicios de año siempre son complicados, con parones navideños que desconectan al equipo durante casi dos semanas; si no que se lo digan al Real Madrid de Ancelotti (2015), que en esta época detuvo su histórica racha de victorias consecutivas fijada en 22 (a dos del récord absoluto del Coritiba). 

Los blancos tendrán que afrontar tres partidos de Liga en enero: Getafe, Sevilla y Valladolid. Tres choques en los que el objetivo será intentar recortar puntos al Barça en el liderato (actualmente a dos), ya que en febrero llegará un mes muy duro con enfrentamientos ante Atlético de Madrid, Manchester City y Barcelona (1 de marzo). 

Será importante que el equipo no se desconecte en los partidos y se prepare psicológicamente para jugar con la presión e intentar mantener el buen juego con el que ha terminado 2019. 

Recuperar la 'unidad B' 

El último, pero no menos importante, punto de la hoja de ruta del Real Madrid para 2020 gira en torno a la 'unidad B'. Zidane sabe que la temporada es larga y ahora vendrán los partidos donde realmente se jugarán los títulos, por lo que necesita un equipo con alternativas para afrontar lesiones, bajas, sanciones y diferentes necesidades del juego. 

Rodrygo Goes, Eder Militao y Vinicius Junior EFE

Actualmente hay jugadores como Jovic o Vinicius que deben dar un paso al frente para ganar importancia, pero otros como James, Odriozola, Militao o Lucas Vázquez deben trabajar para intentar tener minutos, ya que están desaparecidos del equipo por lesiones o decisiones técnicas. 

En la temporada 2016/2017, la última que terminó en doblete blanco (Champions y Liga), la gestión de Zidane de la plantilla fue una de las grandes culpables de que el equipo consiguiera mantenerse firme, sin agotar sus piernas y llegando a la recta final de curso en plenas condiciones. 

[Más información: La 'Ligabuena' de Zidane: el Madrid llega mejor al parón de Navidad que la temporada pasada]