A Benzema le hace falta poco para ver puerta. En la transformación del hasta hace no mucho malquerido '9' del Real Madrid para convertirse en el jugador franquicia del club blanco se ha visto un aumento progresivo de su agresividad de cara a portería. Es letal y da igual que no tenga su mejor día, que gozará de ocasiones claras y acabará batiendo al meta rival. Eso es lo que ocurrió contra el Espanyol.

Noticias relacionadas

Benzema estuvo menos activo que otros días. Quizás reservándose de cara a lo que se viene en las próximas dos semanas o quizás por la falta de un jugador como Hazard, Bale o Isco que le de alas. La realidad es que no estuvo demasiado participativo y, aún así, fue uno de los destacados del día. Un gol y una asistencia, además de otro par de ocasiones claras que tuvo antes de cerrar el marcador ante los de Machín.

Con ese gol, ya son 11 los que lleva en el curso liguero (uno menos que Messi) y 15 en total (otros cuatro en Champions). También lleva siete asistencias. Todo ello en 19 partidos de 20 posibles y en los que ha sido titular en todos y cada uno de ellos. Su promedio es de más de una acción de gol (gol o asistencia) por encuentro y no da la sensación de que por ahora tenga que pisar el freno. Es la máquina del gol del Madrid.

Los otros goleadores del Madrid

Porque Zidane sabe que Karim es imprescindible en su Madrid. Es el gol. Para encontrar al segundo máximo goleador blanco hay que descender hasta los cinco tantos que llevan tanto Sergio Ramos como Rodrygo. Les sigue Kroos con tres y después van los Casemiro, Modric, Valverde y Bale con dos. En la lista de aquellos que llevan más de un tanto solo hay dos delanteros más aparte de Benzema, cuatro centrocampistas y un defensa.

Karim Benzema celebra su gol al Espanyol REUTERS

Benzema pone el gol en el ataque blanco y busca un socio de garantías con la mente puesta en El Clásico de dentro de nueve días. Los últimos seis goles del equipo se han repartido entre el delantero (tres) y tres defensas (Ramos, Carvajal y Varane). Zidane, que tiene fe ciega en su compatriota, sabe que es necesario que los de arriba se enchufen y aporten más goles a los que ya suma Benzema.

Las opciones de Zidane

Sin Hazard hasta enero por culpa de una lesión, la esperanza se llama Bale. El galés, que no jugó ante el Espanyol y tampoco lo hará contra el Brujas por una pequeña lesión, reaparecerá salvo sorpresa en Mestalla. Que tiene gol lo saben todos y por ello puede ser el mejor socio de Benzema, con quien lleva compartiendo ataque durante más de seis años.

Desde la segunda línea aparecen Rodrygo y Vinicius. El primero ha demostrado que tiene mucha facilidad para encarar portería y definir (promedia un gol cada 122 minutos), mientras tanto su compatriota volvió a mostrar su versión más peligrosa en ataque ante el Espanyol. Lo hizo partiendo desde la izquierda y tras varios partidos quedándose en el banquillo o directamente fuera de la convocatoria. Por detrás está Jovic, el relevo natural de Benzema, a quien Zidane espera recuperar pronto como ya ha hecho con otros como Isco.

[Más información: Real Francia: Zidane y su columna vertebral gala llegan en su mejor momento a El Clásico]