Toni Kroos

Toni Kroos

Fútbol REAL MADRID

Los retos de Toni Kroos después de cumplir 250 partidos como jugador del Real Madrid

El alemán, con tres Champions como madridista, quiere agrandar su leyenda en la entidad de Concha Espina con más goles.

Noticias relacionadas

Pocos futbolistas han tenido la posibilidad de vestir 250 veces la camiseta del Real Madrid. El privilegio que supone llevar en el brazo el símbolo que indica las 13 Champions League que ha conseguido en su historia el club blanco supone también una presión por estar siempre a la altura. Por lo que no todos pueden dar ese nivel durante tanto tiempo como lo ha conseguido Toni Kroos.

El alemán cumplió esa cifra de partidos este sábado en Mendizorroza. Lo hizo de la mejor manera posible con la victoria por 1-2 y volvió a rendir al nivel al que ha acostumbrado a los aficionados madridistas en esta temporada. Y es que Zinedine Zidane le ha devuelto al nivel que alcanzó en su anterior etapa y que le llevó, entre otras cosas, a ser gran artífice de esas tres Champions.

Toni Kroos cumple 250 partidos con el Real Madrid

Y es que el palmarés del alemán en estos 250 partidos es de leyenda. Además de esos triunfos en la competición continental más importante en el mundo del fútbol de clubes, el centrocampista germano suma una Liga, cuatro Mundiales de Clubes, tres Supercopas de Europa y una Supercopa de España. Probablemente se quede sin tan siquiera estar entre los tres finalistas del Balón de Oro durante su carrera, pero es evidente que pasará a la historia como uno de los mejores centrocampistas de la historia del club blanco.

A por su temporada más goleadora

Toni Kroos está siendo uno de los más destacados esta temporada. Cuando el equipo estaba empezando a mejorar su imagen en cuanto al juego y a los resultados, el alemán ya era de los mejores en todos los partidos. Su control del juego con el balón, con una estadística histórica en esos 250 partidos en los que promedia más de un 90 por ciento de acierto en los pases, y su labor en la presión tras pérdida están siendo encomiables.

Pero aún más lo está siendo su acierto goleador. Es el cuarto máximo realizador de la temporada con los tres tantos que ha marcado hasta la fecha. Kroos se está prodigando especialmente en ataque esta temporada y el equipo está notando su amenaza cada vez que pisa la frontal del área rival.

Toni Kroos y Marcelo, en un partido del Real Madrid

Toni Kroos y Marcelo, en un partido del Real Madrid EFE

Sus disparos siempre provocan una segunda ocasión o un corner, cuando no tiene el portero enemigo que recoger el balón de las mallas. Todo ello sin perder su gran valor, las asistencias. Este sábado le puso un dulce balón en la cabeza de Sergio Ramos para abrir el marcador ante el Deportivo Alavés. Ya suma cuatro en la 2019/2020.

Los retos que le faltan

Cuando se enumeraban los títulos de los que puede presumir Kroos como jugador del Madrid llama la atención que falta uno de los importantes. Al alemán se le ha resistido en estas seis temporadas que lleva en Concha Espina la Copa del Rey. Los madridistas levantaron justo la campaña anterior a su llegada por última vez ese trofeo, por lo que es uno de sus grandes deseos.

Además de eso, quiere convertirse en el alemán con más partidos de blanco. Kroos está a 58 encuentros de igualar a Uli Stielike. Precisamente este año renovó hasta 2023, por lo que si no sufre ningún percance y cumple con su contrato, lo superará sin inconvenientes. Más difícil tiene superar los más de 50 goles que marcó el mismo protagonista. Son 16 los que suma como madridista.

[Más información: Zidane pone el muro: el Real Madrid solo encajó cuatro goles en noviembre]