Messi y Carvajal en un Clásico.

Messi y Carvajal en un Clásico. REUTERS

Fútbol EL CLÁSICO

Las consecuencias de aplazar El Clásico: pros y contras que afectan a Real Madrid y Barça

El partido será cambiado de fecha al mes de diciembre, pero aún se desconoce cuál será la elegida por el Comité de Competición. 

Noticias relacionadas

El Clásico continúa en el punto de mira. Aún no se conoce la decisión del Comité de Competición respecto a dónde y cuándo se jugará el partido a causa de la inestabilidad política que se vive en Cataluña tras el fallo del Supremo sobre el 'procés'. Todavía se está negociando por elegir la fecha en la que podría ser aplazado en las próximas horas, algo que deja inquietos a aficionados y clubes.

El organismo se reunió este jueves para intentar llegar a un acuerdo para la disputa del partido entre Real Madrid y Fútbol Club Barcelona. Un dilema surgido a raíz de la petición de LaLiga de cambiar de sede el duelo e invertir los choques de la primera y segunda vuelta.

Esta opción no está sobre la mesa. La posibilidad de que se juegue en el Santiago Bernabéu está al margen, por meras cuestiones de reglamento. Por lo que la alternativa que se baraja es el aplazamiento.

El escenario está claro: el partido se jugará en Barcelona, en el Camp Nou. Sin embargo, la fecha está en el aire. El Comité de Competición reparte su poder de decisión en tres butacas: una ocupada por un representante de la RFEF, otra con uno de LaLiga y una última con un agente externo. Cada uno tiene el 33% de los votos para decidir en torno a sus intereses y los de los clubes.

4 de diciembre 

La primera fecha que se baraja es la del miércoles 4 de diciembre. Sin embargo, es poco probable. El Barça, en sus alegaciones presentadas, se mostró contrario a jugar este día, ya que días antes visita el Wanda Metropolitano, para enfrentarse al Atlético de Madrid, con motivo del campeonato de Liga. Esto perjudica directamente los intereses azulgranas, ya que el equipo llegaría muy desgastado al Clásico.

Estadio Wanda Metropolitano

Estadio Wanda Metropolitano EFE

Por su parte, el Real Madrid no ha mostrado incoveniente con esta fecha, aunque sería una semana antes del último partido de la fase de grupos de la Champions. Una fecha en la que los blancos pueden jugarse la clasificación o el liderato de su grupo, ya que en los dos primeros partidos pincharon contra PSG y Brujas.

7 de diciembre 

Otra opción es que se jugase el 7 de diciembre. Una alternativa poco contemplada que también está encima de la mesa de negociación del Comité de Competición. Sin embargo, se trata de la fecha que supondría mayor ajetreo en para todas las partes. Y es que precisaría que la octava jornada de Liga modificara sus horarios para la disputa del Clásico.

Este fin de semana sería necesario aplazar otros partidos, ya que Real Madrid y Barça se miden a Espanyol y Mallorca, respectivamente. Dos partidos que no se podrían disputar si los dos grandes se terminan enfrentando en estas fechas. Algo que obligaría a buscar nueva fecha a ambos partidos. 

Mallorca - Espanyol

Mallorca - Espanyol EFE

Este es el día por el que LaLiga tiene preferencia, ya que no perjudicaría a sus intereses comerciales para que El Clásico siga siendo visto por más de 650 millones de personas en todo el mundo. El precio de los derechos audiovisuales decrece si el partido se juega en día laboral normal. Además, no se podría jugar a las 13:00 horas (como estaba fijado el 26 de octubre), lo que afectaría a los temeoperadores asiáticos.

18 de diciembre

La fecha por la que abogan ambos clubes es la del 18 de diciembre. Se trata de un miércoles en el que no hay competición europea. Ademas, se encuentra a menos de una semana del parón de navidades. Algo que permite a Madrid y Barça descansar de forma más óptima y tener presiones externas.

A pesar de ello, esta fecha afecta de forma más negativa al Real Madrid. Y es que los blancos tienen Champions la semana anterior, juegan días antes en Mestalla contra el Valencia y reciben en el Santiago Bernabéu, días después, a todo un Athletic Club. Un Tourmalet difícil de gestionar para Zidane, aunque podría tener a la plantilla recuperada para entonces.

Los jugadores del Real Madrid celebran el gol de Benzema al Granada

Los jugadores del Real Madrid celebran el gol de Benzema al Granada REUTERS

El gran impedimento para esta fecha, aunque la han pedido ambos equipos, es LaLiga. El organismo presidido por Javier Tebas ha manifestado su negativa a jugar este día, ya que se disputa la Copa del Rey. Algo que podría afectar negativamente a los equipos más humildes del fútbol español si El Clásico se fija a la misma hora que estos partidos (21:00 horas). 

Las bajas del Real Madrid 

Lo único que parece claro es que el cambio de fecha beneficia a ambos equipos. En el caso del Real Madrid, lesionados como Bale, Kroos, Nacho Fernández, Lucas Vázquez tienen difícil llegar al 26 de octubre para jugar. Estos futbolistas podrían estar en la cita, plenamente recuperados y con ritmo de competición, si se celebra en diciembre.

Gareth Bale y Sergio Ramos hablan con el colegiado Jaime Latre

Gareth Bale y Sergio Ramos hablan con el colegiado Jaime Latre REUTERS

Desde principio de temporada el Real Madrid está muy mermado por las bajas, sobre todo en la medular. Una parte fundamental del núcleo de juego de Zidane en Concha Espina.

Además, los blancos tienen a jugadores como James, Isco, Marcelo o Modric sin ritmo competitivo a causa de las lesiones. Y aunque están recuperados, no llegan en su momento óptimo de forma para El Clásico que se celebraría en en ocho días. 

La sanción a Dembélé 

Mientras tanto, el Fútbol Club Barcelona también saldría beneficiado. Los azulgranas tienen en el dique seco a jugadores como Umtiti o Junior Firpo. Alternativas importantes para Valverde para contar con mayor fondo de armario. Además, Jordi Alba está recuperado, pero carece de ritmo de competición. 

Ousmane Dembélé y Luis Suárez

Ousmane Dembélé y Luis Suárez Reuters

Por si fuera poco, los clubes llegan al 26 de octubre con las plantillas en horas bajas y con muchos jugadores sin ritmo por las lesiones. Algo que perjudica el nivel que se pudiera ver en el partido y las alternativas de los dos entrenadores.

[Más información: El Comité de Competición aplaza el Barcelona - Real Madrid: sin acuerdo para la fecha]