Lenglet y Semedo, presionando a Karim Benzema durante El Clásico

Lenglet y Semedo, presionando a Karim Benzema durante El Clásico REUTERS

Fútbol LA LIGA

El Real Madrid no quiere que El Clásico se juegue en el Santiago Bernabéu

Ante la petición de LaLiga, el conjunto blanco no quiere alterar el orden de los partidos contra el Barcelona. 

Noticias relacionadas

La situación que se vive en Cataluña es límite después de que el Tribunal Supremo dictase la sentencia del 'procés'. Los altercados en las calles de la Ciudad Condal y la amenaza de seguridad que se vivirá en el próximo Clásico han provocado que desde LaLiga se lanzase una petición a la Real Federación Española de Fútbol para cambiar el orden de los partidos entre Real Madrid y Barcelona.

Así, el primer encuentro entre los eternos rivales se disputaría en el Santiago Bernabéu y no en el Camp Nou, tal y como estaba previsto, el próximo sábado 26 de octubre. El partido de la segunda vuelta pasaría a celebrarse entonces en el feudo blaugrana en lugar de en la capital española el fin de semana del 1 de marzo. El choque ya ha sido declarado de Alto Riesgo por el Ministerio del Interior este miércoles.

La Federación ha aceptado la petición de LaLiga y será el Comité de Competición el que decida en los próximos días. Sin embargo, la postura del club blanco es diferente a la de los dos estamentos. Desde el Real Madrid no quieren alterar el orden de los enfrentamientos del campeonato, negándose a que el primer Clásico se dispute en el Santiago Bernabéu y el segundo en el Camp Nou. 

La entidad madridista aboga porque el calendario se quede como está y el primer enfrentamiento entre ambos equipos tenga lugar en la Ciudad Condal como estaba previsto. 

El Clásico del Camp Nou, en peligro

Alegaciones

Real Madrid y Barcelona tienen hasta el próximo lunes para presentar las alegaciones oportunas, aunque será la decisión del Comité de Competición la que prevalezca sobre las posturas de uno y otro club. Así, aunque ambos se nieguen al intercambio de estadios, deberán acatar la resolución sea cual sea. La polémica está servida.

[Más información: LaLiga pide a la RFEF que el Barcelona - Real Madrid del 26-O se juegue en el Santiago Bernabéu]