Eriksen y el centro del campo del Madrid

Eriksen y el centro del campo del Madrid

Fútbol REAL MADRID

Por qué Eriksen completaría el centro del campo del Real Madrid

El fichaje del danés, que está a tiro, daría el impulso que necesita la medular blanca. Modric juega menos y James e Isco actúan de mediapuntas.

El Real Madrid se plantea acudir al mercado de invierno. No es habitual en el club blanco, pero las condiciones lo piden y es que se junta la necesidad de reforzar el centro del campo y la oportunidad de firmar a Christian Eriksen por un precio muy inferior a su valor. El futbolista danés saldrá en verano gratis o ahora en invierno por alrededor de 25 millones de euros. El Madrid puede esperar, pero cree que hace falta un impulso en su medular desde ya.

El Madrid anda con los efectivos justos en el centro del campo después de que no se consiguiera fichar a Paul Pogba, el deseo de Zidane, el pasado verano. Van de Beek y el propio Eriksen fueron descartados por el técnico galo para poner todos los esfuerzos en torno a su compatriota. Pero no vino y tampoco parece ser una opción real para el mercado invernal. Por eso y por otras tres razones Eriksen gana enteros para completar el actual centro del campo.

Falta frescura

Al Real Madrid le pesan los años. Igual no tanto en el aspecto físico (que para algunos también) sino por lo que supone llevar muchos años jugando al lado de la misma gente. El club tiene miedo entrar en lo repetitivo y que eso impida sorprender a los rivales. El fútbol siempre obliga a actualizarse constantemente y el Madrid lleva apostando por su mismo centro del campo (Modric-Casemiro-Kroos) desde hace cuatro temporadas y media.

Eriksen no dará la potencia y la energía de un Pogba, pero sí tiene técnica, toque y precisión para encajar en un club como el Real Madrid. Daría esa frescura y la ambición de un futbolista que ya se quedó el curso pasado a las puertas de ganar la Champions League y busca dar un impulso a su carrera. A Zidane le preocupa si de verdad puede ser un jugador diferencial, pero el club entiende que mejoraría lo que ahí. Además, no cerraría las puertas a Pogba ante una hipotética intentona el próximo verano.

James Rodríguez e Isco Alarcón en el banquillo del Real Madrid

James Rodríguez e Isco Alarcón en el banquillo del Real Madrid

Exceso de mediapuntas

El Real Madrid cuenta con seis centrocampistas: Modric, Casemiro, Kroos, Fede Valverde, James e Isco. Dos jugadores por puesto. Pero la suma se queda corta si se tiene en cuenta que dos de ellos se desempeñan mejor en la mediapunta. Eso deja la medular falta de efectivos, sobre todo en caso de que haya algún lesionado, como ha ocurrido en este comienzo de temporada.

Partidos en los que hace falta controlar el balón, Eriksen puede compartir ser un jugador más sólido que James e Isco en este aspecto. Además, si hay que ser más ofensivo, es un futbolista que se desempeña muy bien más cerca de la frontal y rompiendo líneas con sus pases. Parece que su fichaje dejaría muy tocado a Isco, sobre el que ya hay rumores de una posible salida en enero.

Luka Modric celebra su gol al Granada

Luka Modric celebra su gol al Granada REUTERS

Relevo de Modric

La carrera de Luka Modric hace tiempo ya que entró en su etapa final. Cumplió 34 años en septiembre y, pese a que sigue dejando destellazos de su calidad como su gol ante el Granada, es obligatorio encontrarle un relevo a corto plazo. Eriksen lo tiene todo para acabar siendo el nuevo Modric del Madrid y viviría de blanco un proceso similar al del croata que desde que fichó se ha convertido en un futbolista más técnico alejado del área rival.

[Más información: Eriksen, dispuesto a todo para jugar en el Real Madrid en enero o en julio]