Courtois y la sombra de Areola

Courtois y la sombra de Areola

Fútbol CHAMPIONS LEAGUE

Courtois, la sombra de Areola y el debate que se vuelve a abrir en la portería del Madrid

El belga tuvo una noche negra marcada por los goles del Brujas, los pitos del Santiago Bernabéu y unos problemas estomacales.

Las primeras consecuencias del empate del Real Madrid contra el Brujas podrían no tardar mucho en llegar y una de ellas afecta a la portería blanca. Thibaut Courtois quedó como uno de los grandes señalados, sobre todo por la afición, en una noche negra para él. Primero fue la forma en la que llegaron los dos goles de los belgas, luego los pitos del Santiago Bernabéu y por último unos problemas estomacales que le mandaron al hospital.

Fue la noche más difícil para Courtois desde que está en el Madrid y lo más importante es que podría haber desembocado en la perdida de su figura de intocable. Él era el elegido por el Madrid y Zidane para defender este año la portería, casi sin oposición. Se marchara Keylor Navas, como acabó ocurriendo, o se quedara, Courtois iba a tener el rol de indiscutible. La llegada de Alphonso Areola, cedido sin opción de compra, era el reflejo de esa fuerte apuesta que hacía el club por el ex del Chelsea.

Su temporada pasada no fue fácil, como para el resto del equipo, pero esta debía reivindicarse y no está siendo así. Nadie duda de que es un gran portero, pero no está teniendo ese 'ángel' que se necesita para defender la portería del Madrid. Sus paradas no parecen salvadoras y hasta ahora no ha sido decisivo. Contra el Brujas pudo hacer más en los dos goles, que llegaron tras dos pésimas definiciones de Dennis.

Emmanuel Dennis supera a Courtois y marca el segundo gol del Brujas

Emmanuel Dennis supera a Courtois y marca el segundo gol del Brujas REUTERS

Para colmo, los problemas estomacales que le provocaron mareos e impidieron que pudiera jugar la segunda parte. Courtois llevaba todo el día sintiéndose mal, pero jugó. Muchos reflexionaban tras el partido sobre si había sido buena idea que lo hiciera. Tras el descanso, la megafonía anunciaba el cambio de Courtois por Areola y el público recibía al francés con aplausos tras su convincente debut contra Osasuna.

Areola parece haber caído de pie en el Madrid. Ese runrún que hay en torno a Courtois y los pitos que se escucharon en Champions, se transforman en aplausos cuando está el galo bajo palos. No es que tuviera excesivo trabajo contra el Brujas, pero estuvo acertado y seguro en todo momento. Incluso no le teme a asumir galones en su posición, como se vio en una reprimenda que lanzó a Hazard por esperar un balón que llegaba de sus guantes en lugar de ir a por él.

El complicado papel de Zidane

El Santiago Bernabéu parece haberse decantado por Areola, mientras que a Zidane se le presenta un papelón por delante. Primero habrá que ver si Courtois está recuperado de sus problemas de estómago para el sábado contra el Granada. Si el belga está disponible y le pone, se arriesga a que la relación del portero y la afición solo empeore. Pero si le deja en el banquillo, le estará señalando en público y reabriendo el debate.

Ayer Zidane intentó defender a Courtois como bien pudo. "Podemos culpar a Thibaut, como a todos", decía sobre la responsabilidad del portero belga en el resultado de la primera parte. Ahora comienza una etapa de redención de Courtois en el Real Madrid. Los próximos partidos será clave y el horizonte está fijado en El Clásico. Ese partido puede definir el futuro como jugador blanco del todavía primer meta merengue.

[Más información: Courtois se quedó en el vestuario al descanso; turno para Areola]