Alen Halilovic llegó al FC Barcelona a finales del 2014. La joven promesa procedente de Croacia prometía ser la nueva estrella del equipo culé. Pero las expectativas se esfumaron y tras solo un partido con el primer equipo, fue cedido al Sporting de Gijón para madurar como deportista. Tenía tan solo 19 años. Una temporada, 37 partidos y 2 goles después, fue traspasado definitivamente al Hamburgo alemán.

Noticias relacionadas

Una campaña después volvió a España, esta vez a las UD Las Palmas donde militó durante dos temporadas. A pesar de no terminar de definirse como jugador, el Milan apostó por su calidad y decidió incorporarle a sus filas en el verano de 2018. Pero el destino no le brindó la suerte necesaria y no pudo disfrutar de un solo minuto en la Serie A.

Fue cedido al Standard Lieja. La experiencia fue, cuanto menos decepcionante para él: "En Milán decepcionó mucho la forma de actuar del Standard, Tuve lagunas conversaciones, me hicieron promesas y luego pasó lo contrario. Mentían y me causaban problemas", cuenta el jugador sobre su experiencia en Bélgica a Voetbal International.

Halilovic en su etapa de UD Las Palmas. Instagram (@alen_halilovic)

Ahora milita en las filas del Heerenveen holandés -Odegaard también jugó en el conjunto de lo Países Bajos antes de regresar a España- y parece que por fin está teniendo algo más de fortuna en su carrera: "Por suerte el Heerenveen intervino e hizo todo lo posible por ir allí. Fue un buen movimiento porque esta liga me conviene. Quiero demostrar que puedo ser uno de los mejores de la Eredivisie y estar en la cima de Europa". 

Uno de sus ejemplos a seguir es su compatriota Luka Modric. Ahora que la situación del joven de 23 años se está estabilizando poco a poco, su objetivo es parecerse cada día un poco más al vigente ganador del Balón de Oro: "Tengo la sensación de que aún puedo ser tan bueno como Modric", sentenció el jugador.

[Más información: Odegaard tira la puerta: el Real Madrid se frota las manos y quiere recuperarlo en 2020]