Paul Pogba (Francia, 26 años) continúa en la agenda del Real Madrid. En Concha Espina no se olvidan del fichaje del francés, pero hasta que los mercados vuelvan a abrirse en 2020 los blancos no podrán mover ficha. Una situación que obliga a Zidane a encontrar nuevas alternativas en su plantilla para afrontar la temporada. 

Noticias relacionadas

El técnico francés considera a la estrella del United una pieza clave para su nuevo proyecto. En su hoja de ruta de cara a los próximos años el galo sigue presente. La baza con la que juega el Real Madrid es que el futbolista acaba contrato en 2021, algo que podría hacer que el precio de la operación disminuyera considerablemente. 

El Manchester United se negó a permitir la salida de Pogba este verano por un precio inferior a 200 millones de euros. Una cantidad que el Real Madrid no estaba dispuesto a pagar. Ahora los ingleses están intentando atar al jugador con una renovación millonaria, aunque el deseo del francés es recalar en Chamartín el próximo año. 

Pogba, con el Manchester United Reuters

Mientras tanto Zidane vive el presente. La Champions comienza el próximo 18 de septiembre contra el PSG y el 28 llega el primer derbi de la temporada contra el Atlético de Madrid. Los blancos no tienen tiempo para lamentarse, por lo que el francés intenta encontrar alternativas entre sus centrocampistas. 

Es aquí donde empieza a coger forma la fórmula de Zidane para idear una alternativa a Pogba. Si en una cosa destaca el centrocampista del United, al margen del despliegue físico, es en capacidad goleadora. El francés marcó 13 goles en la Premier la temporada pasada, una cifra nada desdeñable para un pivote. 

Kroos, la referencia 

En el Real Madrid no hay mediocentros que lleguen a ese nivel de números de cara a portería, aunque la unión puede hacer la fuerza. Toni Kroos y Luka Modric son los dos galácticos que deben dar un paso al frente para paliar el 'no fichaje' del astro francés. Dos jugadores que años atrás formaron el mejor centro del campo del mundo.

Toni Kroos dispara a portería en el Villarreal - Real Madrid Reuters

El caso del alemán es el más determinante, ya que es quien más puede asemejarse a Pogba. Kroos debe liberarse más en la medular, como ya hiciera en Bayern Múnich y Leverkusen cuando jugaba cerca del área como enganche. A su favor tiene su potente disparo con el que ha sorprendido en más de una ocasión desde media distancia. 

En cuanto a números, capacidad goleadora tiene. Lleva un gol en este inicio de Liga con el Madrid y otro con Alemania en el parón de selecciones. Además, en su etapa en la Bundesliga llegó a firmar un año con hasta 9 goles en liga.

Modric ayuda 

Por su parte, Modric nunca se ha caracterizado por brillar en la faceta goleadora, sobre todo desde que está en el Real Madrid y juega muy alejado del área. El croata siempre ha destacado más por su técnica y su visión de juego. Dos cualidades que le han consagrado como la pieza sobre la que ha girado el juego del conjunto blanco en los últimos años.

Luka Modric, con el Real Madrid

A pesar de ello, Luka puede aportar algunos tantos en el centro del campo, quizás entre tres y cinco cada año. Un bagaje que sumado a un buen rendimiento de Kroos, puede hacer respirar a Zidane y hacer que consiga mantener su plan de juego. 

[Más información: Por qué el Real Madrid no fichó a Neymar ni a Pogba]