El tiempo pasa y la resolución del futuro de Neymar Jr. (Brasil, 27 años) se acerca. 12 días como máximo para conocer en que equipo jugará la próxima temporada el crack que actualmente milita en el París Saint-Germain, y en plena partida de póker de Real Madrid y Barcelona por llevarse al futbolista. 

Noticias relacionadas

Mientras que el conjunto azulgrana ha hecho públicas todas las negociaciones con el PSG, la entidad presidida por Florentino Pérez se ha movido muy sigilosamente desde la sombra. Lo cierto es que a estas alturas de partido, las opciones del Real Madrid de fichar a Neymar han crecido considerablemente en los últimos días. 

El club francés no ha aceptado ninguna de las ofertas que ha realizado el Barcelona por el brasileño y, además, su intención es dar siempre al equipo blanco, al menos, un derecho de tanteo. Nasser Al-Khelaifi, presidente del PSG, prefiere que el futbolista termine en la capital de España antes de que vuelva a la Ciudad Condal. 

Desde que EL BERNABÉU adelantara en exclusiva que el Real Madrid estudiaba el fichaje de Neymar el pasado 6 de agosto, lo cierto es que no han parado de suceder acontecimientos. El Barcelona, por miedo a ver su exjugador vestido de blanco, está intentando desde entonces una operación a la desesperada para la que no tiene ni dinero ni jugadores con los que abaratar el coste del traspaso. 

Neymar entrena con el PSG Reuters

En los últimos días los contactos entre el Real Madrid y el PSG se han intensificado. Las conversaciones entre las más altas instancias de ambas entidades van por buen camino y ahora parece más cerca que nunca la posibilidad de ver a Neymar vestido de blanco la próxima temporada. 

El silencio del Madrid y Neymar

En el Real Madrid son optimistas en cuanto a poder cerrar el fichaje y es Juni Calafat el responsable por parte del club blanco de mantener contacto diario con el futbolista, su padre y su entorno. El Barcelona pidió a Neymar que declarara públicamente que quería volver, pero esto no ha sucedido porque el delantero también ha llegado a un acuerdo para jugar en el Santiago Bernabéu en caso de que Florentino Pérez cierre la operación con el PSG. 

A Bartomeu ya solo le queda una oferta a la desesperada para evitar que Neymar acabe en el Real Madrid, pero no tiene cómo hacerlo salvo sorpresa de última hora. Por su parte, el conjunto blanco espera ese momento en el que el PSG de por finalizadas sus conversaciones con el Barcelona para finiquitar una operación en la que lleva trabajando meses y que se reactivó a principios de agosto. 

Neymar entrena con el PSG Reuters

Los próximos días son de suma importancia para el resultado final del culebrón. A pesar de todo, nadie da nada por seguro en una historia que ha sufrido varios giros de guion en las últimas semanas. Una operación de tal magnitud conlleva un estudio económico y jurídico importante, que en el caso del Real Madrid han estado realizando, mejor dicho actualizando, desde que decidiera interesarse de nuevo por Neymar.

El club blanco también debe vender a James y Mariano para hacer hueco al brasileño. Tampoco se descarta otra salida sorpresa de última hora y que sería consecuencia de la llegada del crack que actualmente milita en el PSG. En definitiva, aligerar la plantilla de Zinedine Zidane para poner la guinda. 

Si alguien ha demostrado históricamente moverse bien en los últimos días de mercado, ese es Florentino Pérez. El presidente del Real Madrid ya consiguió fichar a Ronaldo en 2002 sobre la bocina o más recientemente cerrar los traspasos de Modric y Bale a escasas horas del cierre del periodo estival de transferencias entre clubes. 

La realidad es que solo Florentino Pérez puede hacer que Neymar acabe en el club blanco por sorpresa y arrebatar así al Barcelona a un jugador que se ha convertido en una prioridad absoluta para Bartomeu en las últimas semanas. El Clásico de verano se disputa en los despachos y, en este momento, el Real Madrid tiene ventaja en la mano definitiva que pondrá fin a esta partida de póker. 

[Más información: Neymar, a tiro del Real Madrid tras la última oferta del Barça]