Como el que llega a un sitio nuevo abanderado con el desparpajo propio de la juventud y la inexperiencia. Así aterrizó Vinicius Júnior en el Real Madrid hace ya más de un año. Más de doce meses en los que el brasileño ha pasado por prácticamente todo. Un curso avanzado de maduración y adaptación a un nuevo país, una nueva cultura y un nuevo juego.

Noticias relacionadas

Con 18 años recién cumplidos llegó el extremo al Santiago Bernabéu. Ante miles de espectadores fue presentado como la nueva estrella, el futuro del club. Vinicius pasó a completar así su primera pretermporada como madridista, pero al regresar a España pasó a enrolarse en las filas del Castilla. Mientras muchos criticaban que jugase en Segunda B, la afición merengue esperaba que Julen Lopetegui le llamase.

Doce minutos disputó en total el '28' blanco con el ahora entrenador del Sevilla. La llegada de Solari en lugar de Lopetegui dio un vuelco a su situación, llegando a ser innegociable junto a Karim Benzema en el ataque. Y llegó el gran golpe. Una lesión en la vuelta de los octavos de final de la Champions League frente al Ajax de Ámsterdam le alejó de los terrenos de juego casi hasta el final del curso.

Vinicius se marcha lesionado llorando ante el Ajax

Cuando regresó ya estaba Zinedine Zidane en el banquillo y el entrenador francés decidió darle más tiempo para estar al cien por cien hasta colocarle dentro del terreno de juego. Una temporada en la que Vinicius Júnior fue una de las buenas noticias del equipo. Precisamente es la ilusión que despierta en el madridismo lo que provoca que ahora parte de las miradas se fijen en él

Lesión de Asensio y protagonismo

Durante el partido ante el Arsenal, correspondiente a la International Champions Cup, Marco Asensio acabó cayendo lesionado de gravedad. El internacional español se perderá así gran parte del próximo curso y se ha hablado de nuevos fichajes para cubrir su baja, pero también de que su alternativa está en casa.

Ahí aparece el nombre de Vinicius. El extremo aumenta sus opciones de entrar en el once titular y es que nadie pasa por alto en la casa blanca que fue él quien devolvió parte de la ilusión al Santiago Bernabéu. Después del primer tramo de la pretemporada se han creado muchas dudas y aunque se espera que la 2019/2020 se resuelva de una forma mejor, la afición del Real Madrid necesita alegrías ya.

Vinicius intenta centrar entre dos jugadores del Atlético de Madrid

Zidane ha ido dosificando al futbolista. No quiere cargar la mochila de piedras a un jugador de tan solo 19 años, pero Vinicius tiene descaro y calidad. Una pieza perfecta que tiene el francés para desatascar el juego del equipo. Ilusión representa el brasileño que tiene en el gol su particular cuenta pendiente. Todos quieren ayudarle, en especial es Benzema quien le da consejos para que disponga de más concentración y tranquilidad a la hora de chutar a puerta.

Todos quieren ver convertido a Vinicius Júnior en una estrella internacional, en uno de los mejores futbolistas del mundo, de aquellos que pelean al final de cada año por conseguir los grandes títulos a nivel individual. El Balón de Oro es el objetivo de cada niño que sueña con dedicarse al fútbol y en el Real Madrid quieren hacer del joven un digno merecedor de él. La nueva temporada, el mejor escenario para seguir con el objetivo.

[Más información: La lesión de Asensio abre el debate: fichaje, Bale o galones para Vinicius]