Los rumores sobre la posible venta de James Rodríguez al Nápoles se habían disparado por completo. Distintos medios tanto españoles como italianos daban por hecho que Jorge Mendes, representante del centrocampista colombiano, estaba en Dimaro, sede de la pretemporada del club napolitano, para negociar la venta del jugador. De hecho, hasta en la propia radio del Nápoles se estaba haciendo eco, pero el equipo ha salido a desmentirlo rápidamente en su cuenta de Twitter.

Noticias relacionadas

"Aunque la radio oficial de Nápoles diga que Mendes vendrá a Dimaro, por supuesto, Mendes no vendrá a Dimaro. Es realmente triste que todos puedan sacar cualquier cosa sin hacer ninguna verificación", escribía el Nápoles en su perfil. Y es que la especulación se había disparado por completo al ver la gran difusión de la noticia, pero tal y como el propio club ha reflejado, no había nada verificado al respecto.

Así las cosas, el futuro de James Rodríguez sigue pendiente de resolverse mientras que los rumores que le sitúan como nuevo jugador del Atlético de Madrid tampoco se han perdido en el camino. De hecho, el propio centrocampista podría ver con mejores ojos volver a La Liga y vestir la rojiblanca antes que dar otro cambio de aires y probar suerte en Italia.

La baza de Ancelotti

No obstante, el factor de que Carlo Ancelotti sea el entrenador del Nápoles también juega sus cartas. Con el entrenador italiano, James coincidió tanto en su primer año en el Real Madrid como posteriormente en el Bayern Múnich. La relación entre ambos es buena y el futbolista ha rendido a buen nivel bajo se mandato. Por lo tanto, la incógnita de su destino sigue sin resolverse a la espera de que llegue la oferta adecuada para que el Real Madrid pueda hacer caja con su venta.

[Más información: Recta final para James Rodríguez en el Madrid]