Eden Hazard en su primer partido con el Real Madrid

Eden Hazard en su primer partido con el Real Madrid

Fútbol BAYERN 3-1 REAL MADRID

El Madrid pierde contra el Bayern, pero Hazard, Kubo y Rodrygo ilusionan

El conjunto blanco cayó ante un equipo alemán más rodado, aunque los fichajes dejaron grandes detalles que invitan al optimismo. 

Perdió el Real Madrid ante un Bayern que contaba con más días de trabajo y eso a estas alturas de pretemporada es una ventaja demasiado grande. No jugó Bale y es que Zidane anunció que el galés será vendido en las próximas horas. La sorpresa del partido fue esa, en la sala de prensa y después de un encuentro en el que a pesar de la derrota hubo buenas noticias para el técnico galo.[Narración y estadísticas: Bayern 3-1 Real Madrid]

La cara positiva del duelo fueron Hazard, Kubo y Rodrygo. El primero demostró ser una estrella llamada a liderar al equipo blanco, mientras que los otros dos pegaron un golpe en la mesa en su primer amago de tirar la puerta abajo. El brasileño, de hecho, fue el autor del único gol merengue. 

El nuevo Real Madrid de Zidane se estrenaba ante el Bayern Múnich con Hazard como principal novedad en el once. El belga, con el '50' a la espalda de forma provisional, completaba una alineación muy reconocible con Ramos, Marcelo, Isco o Asensio. Enfrente estaba un conjunto alemán que no contaba con dos de sus principales refuerzos: Pavard, que empezaba en el banquillo, y Lucas Hérnandez, aún en pleno proceso de recuperación de su lesión. 

El ritmo del partido comenzó frenético, lejos de la lentitud de los habituales duelos de pretemporada. Benzema tuvo las primeras ocasiones del encuentro, pero en una se le fue su disparo fuera y en otra Neuer evitó que el Real Madrid se adelantara en el encuentro. No iba a perdonar el Bayern, que a la primera que tuvo consiguió perforar la portería defendida por Courtois.

Justo cuando se cumplía el primer cuarto de hora, Coman rompió a la defensa merengue para poner un pase de atrás que Tolisso remató y que, en primera instancia, salvaron entre Marcelo y Courtois, pero el francés no perdonó en el rechace para hacer el 1-0. Los errores hacían que las ocasiones se fueran acumulando en varias áreas. 

El Real Madrid reaccionó con un activo Benzema, aunque unas veces por centímetros y otras por la defensa germana no conseguía poner las tablas en el marcador. El conjunto de Zidane bailaba entre el 4-4-2 y el 4-2-3-1, en cualquier caso un cambio de sistema con el 4-3-3 que venía siendo el dibujo de los últimos años. El equipo blanco era dueño y señor del encuentro con buenos detalles de un Hazard que demostraba ser uno de los mejores jugadores del mundo. 

Con el paso por vestuarios ambos equipos cambiaron por completo sus onces. Era el turno para los Vinicius, Rodrygo, Jovic, Mendy, Kubo.... en el Real Madrid. Sin embargo, el Bayern cambió la cara al encuentro y se hizo con el dominio. Lewandowski, que había entrado en el descanso, puso tierra de por medio con un golazo. El polaco la pincha, le hace el lío a Javi Hernández y la pone imposible para Keylor Navas

Entre el 2-0 y el 3-0 solo pasaron dos minutos. En el minuto 69, Gnabry aprovechó un error de Seoane en la salida y el pase de Goretzka. El resultado, lo de menos en estos encuentros, era injusto para el Madrid. A pesar de ello, los jóvenes con Vinicius, Kubo y Rodrygo tiraban del carro. 

La presentación de Rodrygo

Con 18 años y en su debut, Rodrygo decidió dejar su huella en el partido. Pase de Kubo, tremenda pinta la del japonés, y el brasileño que se va solo hacía portería. Ulreich derriba al nuevo delantero del Real Madrid fuera del área. Falta y roja para el portero alemán. 

Rodrygo Goes debuta con el Real Madrid

Rodrygo Goes debuta con el Real Madrid

Rodrygo, con una personalidad impropia para su edad, decidió lanzar el libre directo y colocar el balón en la escuadra con rosca. Golazo. 3-1 y el Real Madrid que tiene motivos para soñar con el brasileño y Kubo. Dos nuevos, dos jóvenes y dos jugadores a tener en cuenta esta temporada. 

El encuentro finalizó con un 3-1 que no se ajusta a la realidad de lo visto sobre el terreno de juego. El Madrid fue mejor en la primera parte, con un Hazard más que notable, y en la segunda mitad pagó caro dos malos minutos. Eso sí, los blancos tienen en Rodrygo y Kubo dos razones para sonreír.