Florentino Pérez, presidente del Real Madrid

Florentino Pérez, presidente del Real Madrid

Fútbol FICHAJES

El Real Madrid encuentra la fórmula secreta para seguir fichando galácticos este verano

Los blancos ya han ingresado 115 millones en la 'operación salida', tras las bajas de Theo, De Tomás, Llorente, Kovacic, Reguilón y Odegaard. 

En las últimas semanas la situación en el Real Madrid era cada vez más preocupante. Los blancos tenían un overbooking notorio en el seno de la plantilla de Zidane, con una nómina de jugadores muy alargada y una 'operación salida' que estaba totalmente colapsada sin movimiento alguno. Hasta 40 jugadores abarrotaban la dinámica del conjunto blanco, algo que debía ser resuelto con rapidez.

Los blancos inician mañana la pretemporada y el próximo día 9 de julio viajarán a Montreal (Canadá) para dar el pistoletazo al primer stage estival de preparación. Una situación que obligaba al club a actuar rápido para aligerar peso extra en la disciplina de Zidane, ya que el técnico no podría preparar correctamente al equipo con un batallón de jugadores tan extenso. 

Esta línea, el Real Madrid oficializó su último fichaje el pasado 12 de junio, una fecha que fue marcada en el calendario y que sirvió como tope para anunciar nuevos fichajes. Desde entonces, el club se puso manos a la obra para acelerar la salida de los descartes que Zidane había estipulado en su hoja de ruta de cara al próximo curso. 

Durante estas últimas semanas la cúpula del Real Madrid ha conseguido certificar varias salidas. Desde la que inició todo, con Marcos Llorente y el Atlético de Madrid como protagonistas, hasta la última con Theo Hernández al Milan; todo ello pasando por De Tomás al Benfica, Odegaard y Mayoral a la Real Sociedad, Mateo Kovacic al Chelsea y  Reguilón al Sevilla.

Estas seis ventas restan una carga de trabajo considerable, ya que es más de la mitad de las que el Real Madrid debe certificar de forma irrebocable. Aún quedan otros cinco jugadores condenados a salir. Una terna formada por Gareth Bale, Dani Ceballos, James Rodríguez, Borja Mayoral y Mariano Díaz. Jugadores con los que Zidane tampoco cuenta y tendrán que probar suerte fuera del equipo merengue. 

En otra lista están los jugadores en duda. Unos a un más alto grado, como Nacho Fernández, Jesús Vallejo, Lucas Vázquez, Adriv Lunin o Luca Zidane; y otros más cerca de la salida que de la continuidad, como en el caso de Isco y Keylor Navas. De hecho, de las bajas de unos depende el futuro en el equipo de otros. 

Hasta el momento las ventas le han reportado al Real Madrid un rédito total de 115 millones. Una cantidad que equilibran las cuentas y permiten al club blanco seguir trabajando en nuevas incorporaciones paralelas. Sobre todo a raíz de los 303 millones de euros invertidos en Mendy, Hazard, Rodrygo, Militao y Jovic; una cifra que supera la de 2009 con Cristiano y compañía (254 millones). 

Ahora los blancos tienen liquidez para poder seguir entrando de lleno al mercado sin remordimientos. Es el caso del interés blanco sobre Pogba, Van de Beek y la posible bomba estrella de Mbappé. Una tranquilidad necesaria para continuar planificando el nuevo proyecto de Zidane y Florentino en Concha Espina; sobre todo ante un panorama mundial como el actual donde los precios están por las nubes.

[Más información: De Ceballos a Theo: Milán, Italia y la 'operación salida' del Real Madrid