Vinicius Júnior ha sido una de las noticias más positivas para el Real Madrid en los últimos años. El brasileño aterrizó la temporada pasada en el club blanco procedente del Flamengo y ya se ha conseguido hacer un hueco en el primer equipo. Ahora tendrá ante si el mayor reto de su carrera: estabilizarse en la plantilla del conjunto merengue y convencer a Zidane de que es un jugador importante.

Noticias relacionadas

Después de que el Real Madrid desembolsara 45 millones de euros por su traspaso y Vinicius permaneciera una temporada cedido en Brasil, en el verano de 2018 el brasileño llego a Concha Espina para quedarse. El delantero hizo la pretemporada con Lopetegui y el primer equipo, pero posteriormente inició el curso con el Castilla. Una maniobra con la que el club pretendía que el jugador se adaptara desde abajo. 

En el ecuador de la temporada pasada y con la llegada de Solari al banquillo del Real Madrid, Vinicius dio el salto al primer equipo. El técnico argentino le había tenido a sus órdenes en el Castilla y le dio la confianza necesaria para que brillara con el conjunto blanco. Así fue como el atacante brasileño terminó echándose al equipo a la espalda y convirtiéndose en un fijo en los esquemas del Real Madrid.

Ahora, con la nueva temporada a punto de comenzar, Vinicius tiene ante sí el reto de convencer y encandilar a Zidane. El brasileño debe demostrar al técnico francés que puede ser un atacante importante, justificando así porqué debe tener minutos con el Real Madrid. 

La competencia será feroz para Vinicius esta temporada. El club blanco se ha reforzado profundamente en ataque con las llegadas de Jovic, Hazard y su compatriota Rodrygo. De hecho, Júnior se ha pronunciado publicamente sobre este asunto: "Con Hazard en el equipo tengo menos opciones de jugar", declaró en una entrevista concedida a Globo Esporte

Vinicius deberá encontrar su camino en el Real Madrid y saber explotar sus armas para conquistar la voluntad de Zidane. El delantero tiene en su mano consagrarse en la delantera del equipo madridista, algo para lo que tendrá que presentar argumentos sólidos al técnico galo.

Polivalencia ofensiva

El ex del Flamengo debe conseguir adaptarse a nuevas posiciones en ataque. Algo muy valorado por muchos entrenadores en la actualidad. Una técnica que a Gareth Bale le sirvió para hacerse sitio en el once del Real Madrid cuando aterrizó en Concha Espina, momento en el cual Cristiano Ronaldo era el dueño y señor de la banda izquierda del Bernabéu. 

Proyección de futuro

Vinicius es la mayor apuesta del Real Madrid en los últimos años. La figura del atacante se ve respaldada en su gran proyección de futuro; aquella que le hace erigirse como uno de los máximos candidatos a dominar el panorama futbolístico del mañana. Su objetivo deberá ser que Zidane tenga esa misma visión sobre él. 

Compatibilidad posicional

El mayor obstáculo que tendrá Vinicius en el nuevo Real Madrid de Zidane es la presencia de Hazard. El belga ha llegado a Chamartín con el cartel de ser el primer galáctico del proyecto que se avecina. Ahora el brasileño deberá intentar demostrar que puede ser compatible con el ex del Chelsea sobre el terreno de juego. Si consigue sortear este obstáculo, sus opciones de jugar aumentan drásticamente. 

Calidad futbolística

El mayor argumento de Vinicius para ser importante para Zidane debe ser la calidad. La pasada temporada el delantero demostró atesorar una calidad de muchos quilates. Su eléctrica velocidad, su incombustible capacidad de desborde y su gran poder ofensivo le convierten en un arma muy útil para cualquier delantera. 

[Más información: Vinicius, Año II: "Nunca pensé que estaba reemplazando a Cristiano"]