James Rodríguez se despidió este viernes de la Copa América, después de que su Colombia cayera eliminada en la tanda de penaltis contra Chile. De esta forma el mediapunta dice adiós a una temporada en la que puso fin a su etapa en el Bayern Múnich tras estar dos cursos cedido. Ahora, su preocupación es encontrar un nuevo destino dado que su regreso al Real Madrid será efímero.

Noticias relacionadas

El club blanco venderá a James este verano. No entra en los planes de Zinedine Zidane y es un jugador interesante por el que se puede ingresar una buena cantidad de dinero en un mercado en el que se acometerán grandes gastos en materia de fichajes. El colombiano todavía goza de un buen cartel y son varios los grandes de Europa que ya han tocado a su puerta.

El Nápoles sigue siendo el gran favorito para hacerse con su fichaje. Todas las partes estaban cercanas a llegar a un acuerdo. La oportunidad de volver a coincidir con Carlo Ancelotti le atraía a James para así relanzar su carrera con el técnico con el que brilló en el Real Madrid. El italiano era el principal valedor de su fichaje y todo parecía encaminado, a falta de que se cerrara el fichaje entre los equipos. La aparición de un tercero lo ha paralizado y su identidad ha sorprendido a todos: el Atlético de Madrid.

James escucha al Atlético

El club rojiblanco estaría muy interesado en fichar a James este verano. Es una petición expresa de Diego Pablo Simeone, que quiere que el colombiano sea uno de los pilares de su nuevo Atleti. La propuesta colchonera ha llamado la atención de James no solo por lo deportivo, sino por lo personal ya que le gustaría volver a vivir en Madrid. Por ello, ha retrasado la decisión sobre su futuro, pese a que en un principio parecía que querría resolverlo antes de irse de vacaciones.

James Rodríguez, durante un entrenamiento con Colombia Reuters

James pasará 20 días ajeno a los rumores y su futuro. Se va de vacaciones como anunció tras la eliminación con Colombia y no decidirá hasta pasadas estas tres semanas. Así, James tendrá tiempo para pensar y valorar la oferta del Atlético, mientras el Nápoles le espera. También da pie a que otros equipos entren en la puja, como podría ser el Manchester United como se comenta en Inglaterra.

Los 10+30 del Nápoles

El Real Madrid pediría 50 millones de euros por James, una cifra a la que por ahora no parecía llegar el Nápoles. Los azurri ofrecían una rebaja de precio, en torno a 40 millones de euros, de los cuales se pagaría la mayor parte en junio de 2020: 10 'kilos este verano por su cesión y otros 30 por una opción de compra obligatoria a final del curso. La contraoferta blanca fue a la inversa en todo caso y es que el Madrid quiere ingresar este verano la mayor parte del montante final.

El Atlético no ha presentado una oferta todavía y espera a tener el 'sí' del jugador para volver a sentarse a negociar con sus vecinos de Chamartín. La operación no sería fácil por lo que supone que un jugador salte del Santiago Bernabéu al Wanda Metropolitano y viceversa. Los colchoneros saben que tendrían que rascarse los bolsillos, ante la posibilidad de que el Madrid encareciera más el precio para vendérselo a ellos, como ya hiciera con Marcos Llorente.

[Más información: James, sobre su futuro: "Tengo 20 días para pensármelo, depende del Real Madrid"]