Pocos veranos tan ajetreados se recuerdan en Chamartín. El bagaje deportivo del Real Madrid esta temporada precisaba una renovación de la plantilla madridista. Zidane aterrizó en marzo en el Santiago Bernabéu para liderar el nuevo proyecto de Florentino Pérez y el verano se ha iniciado de forma vertiginosa.

Noticias relacionadas

En este mes de junio los blancos no han parado de anunciar nuevos fichajes para la próxima temporada. Hazard, Jovic, Militao, Rodrygo y Mendy han aterrizado en Concha Espina para apuntalar la plantilla de Zidane. Fichajes en los que, en algunos casos, queda patente la nueva política de fichajes que ha tomado el Madrid en los últimos años.

En un mercado de traspasos abarrotado de precios disparatados y operaciones multimillonarias, el Real Madrid ha decidido no entrar en esa dinámica salvó en ocasiones excepcionales, como en el caso de Hazard o en un hipotético fichaje de Mbappé o Neymar

Cambio de rumbo: de galácticos a promesas 

La estrategia del Real Madrid desde 2014, con el fichaje galáctico de James Rodríguez, pasa por formar a las nuevas estrellas en la 'Casa Blanca'. Para ello, la política de incorporaciones del conjunto blanco es la de apostar por jugadores jóvenes con una gran proyección de futuro. 

Se ha pasado de pagar millonadas a invertir en futuro. Una filosofía que se refleja en las incorporaciones de los españoles Brahim Díaz (17 millones de euros), Jesús Vallejo (5), Marco Asensio (3,5) o Dani Ceballos (16,5). Los cuatro apenas le han supuesto 42 millones a las arcas del Real Madrid. Una cifra que hoy en día se paga en cualquier operación de bajo nivel. 

Brahim Díaz.

Esta política también se ejemplifica con las llegadas de Vinicius Júnior (45 millones de euros) y Rodrygo Goes (45). 90 millones por dos atacantes de gran proyección que podrían romper el mercado en los próximos años. El Real Madrid no quiere que suceda lo mismo que con Neymar. Y es que sacar a un galáctico de Brasil, como ocurrió con el astro del PSG, podría tener un coste tres veces mayor que lo abonado por los blancos a Flamengo y Santos actualmente. 

Primero los nuevos fichajes 

Pero esta no es la única innovación con la que Florentino Pérez y el Real Madrid han revolucionado el mercado de fichajes actual. Los blancos han acabado con el clásico tópico de "antes de entrar, dejen salir". Ahora, el club blanco ha puesto de moda el "primero entran y luego salen".

El Real Madrid ha decidido apostar primero por cerrar nuevas incorporaciones y posponer la 'operación salida'. Una maniobra estratégica con la que evitar que los nuevos fichajes lleguen con un alto sobrecoste, ya que actualmente el Real Madrid negocia con los clubes rivales con lo puesto. Es decir, si el club certifica antes todas las ventas que tiene que realizar en su plantilla, el resto de equipos inflarían los precios de sus jugadores si interesan al Madrid.

Rodrygo Goes.

Esto se refleja en lo que le ocurrió al Barcelona en 2017 con la marcha de Neymar. Los azulgranas ingresaron 222 millones por la salida del brasileño al PSG, lo que hizo que el resto de clubes contarán con esta baza para obtener mayor beneficio. Y es que el Barça contaba con dinero y tenía la necesidad de encontrar un nuevo galáctico. 

[Más información: Las armas del Real Madrid para negociar los fichajes de Pogba, Neymar y Mbappé]