Mateo Kovacic llegó al Real Madrid en agosto de 2015 para reforzar el centro del campo del conjunto merengue. Tras tres temporadas vestido de blanco, el croata salió cedido al Chelsea para el curso 2018/2019, siendo consciente de que no iba a tener los minutos que le gustaría en el Madrid y que debía cambiar de aires. En la Premier League tampoco ha terminado de encajar, por lo que ahora estudia volver a vivir una nueva etapa en su carrera.

Noticias relacionadas

Kovacic, durante un calentamiento con el Chelsea Reuters

En este sentido, según apunta Corriere dello Sport, ese destino podría estar en un viejo conocido. Se trata del Inter de Milán, club al que llegó en enero de 2013 procedente del Dinamo Zagreb y donde el Real Madrid puso sus ojos en él en verano de 2015. Las negociaciones se concretaron y Kovacic llegó al Santiago Bernabéu, pero tres años después, se vería obligado a tener que hacer las maletas y probar suerte en otra de las grandes ligas europeas.

Esta próxima parada se produjo en Stamford Bridge para ponerse a las órdenes de Maurizio Sarri en el Chelsea. Su rendimiento ha dado altibajos en el conjunto blue, pues empezó teniendo bastante participación en el equipo pero ésta se fue viendo reducida con el paso de las jornadas, hasta convertirse en un simple recambio cuando el equipo necesitaba algo de oxígeno en el centro del campo.

El Inter, la mejor opción

Terminada esta etapa, Kovacic regresará al Real Madrid tras terminar su periodo de cesión, pero también es muy complicado que se gane un puesto en el nuevo proyecto de Zinedine Zidane. La opción del fichaje de Paul Pogba ha vuelto a cobrar fuerza, lo cual sumado a los jugadores que ya hay y que cuentan con la confianza del entrenador, hace que las posibilidades del croata sean prácticamente nulas. Con todo ello, el Inter se postula como su destino de confianza y también podría concretarse como cedido con opción de compra.

[Más información: Pogba copia la hoja de ruta de Hazard para llegar al Real Madrid]