El Real Madrid cerró el pasado domingo su peor temporada de los últimos años con derrota ante el Betis. La pesadilla llegaba a su fin pese a que sobre el césped faltaron jugadores de gran jerarquía y peso en el equipo. El caso más llamativo es el del capitán Sergio Ramos, quien ha estado fuera de combate por lesión y a quien el final del curso no le ha supuesto ningún inconveniente para seguir entrenándose en solitario.

Noticias relacionadas

Así lo ha reflejado en su cuenta de Instagram, pues ha colgado un vídeo en el que se le puede ver haciendo sentadillas sujetando un bidón de agua con cada uno de los brazos, dejando además reflejado el siguiente mensaje: "Donde quiera que estés, lo que sea necesario... ¡Entrena duro!".

De esta manera, el camero sigue machacándose pensando ya en lo que dará de sí la siguiente temporada. Lo cierto es que el curso 2018/2019 pasará a la historia como un capítulo negro en la historia del madridismo, pues además de haber perdido cualquier opción por algún titulo en el mes de marzo, se han cosechado todo tipo de registros negativos que resultaban impensables.

Borrón y cuenta nueva

Ahora la prioridad pasa por recuperar la moral de la plantilla y traer refuerzos de garantía que ayuden al equipo a cosechar nuevos éxitos. Recientemente se han producido las renovaciones de jugadores como Nacho Fernández o Toni Kroos, quienes han estado lejos de su nivel habitual, pero que se muestran muy comprometidos en dar lo mejor de sí para que lo de este año no se vuelva a repetir.

[Más información: De Hazard a Mbappé: los 'guiños galácticos' para ser la estrella del nuevo Madrid]