Con La Liga a punto de terminar, las semanas continúan avanzado y el Real Madrid comienza a acelerar en la planificación de la próxima temporada. Los blancos está ultimando de identificar la lista de la compra con las necesidades que tiene la plantilla. Y es que en agosto echará a andar el nuevo macroproyecto deportivo de Zinedine Zidane en Concha Espina

Noticias relacionadas

Todas las líneas, salvo la portería, van a ser reforzadas de cara al próximo verano. Sin embargo, Zidane ha dado prioridad máxima al centro del campo. El Real Madrid quiere confeccionar un equipo ganador, partiendo desde la medular. Una zona especialmente sensible desde la que se genera todo el juego de creación de un equipo. Algo que explica porqué en la lista de la compra blanca, de siete jugadores que quiere el Real Madrid, tres son centrocampistas. 

Zinedine Zidane sabe de la importancia que tendrá el medio campo en su carrera de fondo por recuperar la regularidad deportiva en el Real Madrid. Ya lo comprobó durante la temporada 2016/2017; la última en la que los blancos dominaron La Liga y llevaron el título a sus vitrinas. Y es el técnico francés ha manifestado en numerosas ocasiones que quiere asentar su proyecto en un buen rendimiento en el campeonato nacional, por encima incluso de la Champions League.

Para la consecución de este objetivo, Zidane tiene un plan estratégico de juego: un centro del campo para gobernarlos a todos. Pero no uno cualquiera, si no uno que se caracterice por tener capacidad de control del juego, despliegue físico, buen gusto por el balón y llegada de cara a la portería rival. 

Antes de entrar, dejen salir 

Las bajas que habrá en la medular posibilita que haya incorporaciones en esta parcela. Jugadores como Marcos Llorente o Dani Ceballos no estarán la temporada que viene en Chamartín; mientras que otros como Isco están en el escaparate. Tal y como informó EL BERNABÉU, el Real Madrid estudiará las ofertas que lleguen este verano por el internacional español. Una maniobra estratégica del club para financiar la reforma que se planea para la medular. 

En esta tesitura, tal y como informó EL BERNABÉU, la agenda del Real Madrid está centrada en tres centrocampistas para reforzar el medio campo: Paul Pogba (26 años), Christian Eriksen (27 años) y Donny van de Beek (22 años). A pesar de las cualidades distintivas de cada uno, todos tienen características comunes: centrocampistas con los que desarrollar un fútbol vistoso y ofensivo. 

Pogba y Eriksen, en el punto de mira 

Pogba es la opción predilecta de Zidane. El técnico ha catalogado el fichaje del centrocampista del Manchester United como una cuestión de estado. En el pasado Mundial de Rusia 2018 se pudo ver la mejor versión del francés, dejando claro que puede ser uno de los jugadores más decisivos del mundo en la medular. 

Paul Pogba, tras empatar contra el Huddersfield Reuters

La operación no es nada sencilla. Y es que los 'Reds Devils' han llegado a pedir hasta 190 millones por el centrocampista. Algo que ha obligado a los blancos a buscar más alternativas y llegar a valorar la opción de otros futbolistas como Eriksen. En el caso del danés, sus condiciones son muy diferentes a las de Pogba. De la potencia, el despliegue físico y la pegada del francés, a la clase, la técnica y el control del juego del jugador del Tottenham

De aterrizar este verano en Chamartín, Eriksen llegaría al club blanco con la misma edad que lo hizo Luka Modric en 2012. Ambos futbolistas tienen similares características, algo que genera optimismo respecto a una posible reconversión de Eriksen de la media punta al medio centro. 

El anhelo del Real Madrid: Van de Beek 

Aunque Pogba y Eriksen son jugadores más contrastados, el Real Madrid tiene otro candidato predilecto para la medular: Van de Beek. El club blanco está eclipsado por los constantes destellos que el jugador holandés ha ofrecido esta temporada en el Ajax. Se trata de un jugador joven y con gran proyección, que aportaría llegada y control en la medular. La opción 'low cost' a Pogba, ya que su precio es uno de sus grandes atractivos: 50 millones de euros

Van de Beek marca un gol contra el Tottenham en la ida de Champions.

De los tres centrocampistas que el Real Madrid baraja, uno llegará seguro al Santiago Bernabéu el próximo verano. Si el mercado es favorable y se dan las condiciones, es posible que lo hicieran incluso dos. Pero lo que parece claro es que en el banquillo y en el seno del club se ha dado prioridad al centro del campo para hacer que el Madrid retorne a la senda del éxito. 

[Más información: El plan del Real Madrid: siete fichajes y una posible bomba para la próxima temporada]