El Paris Saint-Germain se dispone a volver a agitar el mercado de fichajes después de que en el verano de 2017 los franceses firmaran a Kylian Mbappé y Neymar. Tras un nuevo fracaso en la Champions League, desde la Ciudad de la Luz se planea una estrategia que tiene como punto de mira el Santiago Bernabéu. Hasta tres jugadores top del conjunto blanco estarían en la agenda de los parisinos.

Noticias relacionadas

Según informa Le Parisien, el PSG tiene 210 millones en cartera para conseguir los fichajes de Gareth Bale, Toni Kroos e Isco Alarcón. Todo ello llega después de que el Real Madrid se haya interesado en los últimos meses por Neymar o incluso también sonó el nombre de Rabiot. Aunque es el interés por Mbappé el que lleva más miedo hasta el coloso de París.

Ante este deseo del Real Madrid, desde el equipo francés quieren pasar al ataque. Isco y Bale llegarían para fortalecer la posición de centrocampista ofensivo, ya que Rabiot no cuenta y otros como Draxler o Cavani podrían salir en verano, dejando un puesto vacante en el tridente. En su plan económico tasan al malagueño en 60 millones de euros y en 70 'kilos' a 'El Expreso de Cardiff'.

Gareth Bale, en Vallecas

Especial atención a Toni Kroos

80 millones de euros es el valor en el que cifra el PSG al centrocampista alemán. El perfil de Kroos gusta y mucho en el Parque de los Príncipes, incluido a un Tuchel que estaría encantado de contar con el ex del Bayern Múnich entre sus planes, al que ven como el heredero perfecto para Thiago Motta. Sin embargo, parece que de entre estos tres, la salida del germano sería la más complicada, ya que Zinedine Zidane siempre ha contado con él en sus onces de gala.

[Más información: Zidane deja claro a Bale que está en venta]