Emiliano Vecchio en el Santos. Foto: Instagram (@oficial_vecchio)

Emiliano Vecchio en el Santos. Foto: Instagram (@oficial_vecchio)

Fútbol FÚTBOL INTERNACIONAL

La historia de Emiliano Vecchio: de probar en el Madrid a fingir una muerte y triunfar en Catar

El argentino tiene una historia muy particular, pues ha recorrido medio mundo en busca de suerte hasta que la ha encontrado.

Noticias relacionadas

Todo jugador de fútbol tiene una historia y un pasado a sus espaldas. Muchos tienen un paso casi desapercibido, pues sin ser nombres muy conocidos, terminan su carrera y se dedican a vivir a vida. No obstante, otros cargan con un gran peso de lucha y sufrimiento para conseguir alcanzar su sueño. Y ese es el caso del argentino Emiliano Vecchio.

Con 16 años, debutó en un equipo de Rosario, su ciudad natal. La suerte no le terminó de acompañar y cuajó buenas y no tan buenas actuaciones, hasta que consiguió marcar un gol. Tras ver su rendimiento regular, su representante tomó la decisión de llevarle al Real Madrid para que pasase las pruebas y ver si podía vestir de blanco. Vecchio no decepcionó a nadie con sus actuaciones, pero el hecho de no tener pasaporte comunitario le terminó jugando una mala pasada.

A partir de ahí, pasó por otros clubes españoles como el Fuenlabrada y el Rayo Majadahonda, y más adelante, el Corinthians consiguió su fichaje tras mostrar un notable interés por él. A partir de ahí, todo empezó a ir de mal en peor para Vecchio en el mundo del fútbol, por lo que decidió cambiarse de modalidad y pasarse a las artes marciales mixtas.

Vecchio en un entrenamiento. Foto: Instagram (@oficial_vecchio)

Vecchio en un entrenamiento. Foto: Instagram (@oficial_vecchio)

Sobre esta experiencia, el argentino hizo unas declaraciones muy significativas al portal Colocolo.cl en 2013: "Empecé a hacer valer todo. Me encantó, pero no es compatible con el fútbol. Partí con el Jiu-jitsu, técnica de agarre y sumisión. Después me llevó a hacer lucha, practicar boxeo y a practicar en la jaula. Un día me hicieron la propuesta, que iban a hacer campeonatos con otras escuelas, y dije que sí, me sentía apto".

Después, hizo balance de su rendimiento como luchador: "Al final gané 9 peleas, perdí 2 y empate una. Las dos que perdí fueron complicadas, me pegaron bastante. Pero con el tiempo, cuando fui aprendiendo, empecé a absorber más los golpes. La técnica del Jiu-jitsu era mi fuerte".

Su regreso al fútbol

Tras percatarse que no podía continuar así, Vecchio decidió volver al fútbol y fichó por el Defensores de Belgrano. Más adelante, el equipo chileno Unión Española le contrató en 2010, y allí fingió que su hermano había muerto cuando lo que quería hacer era celebrar que se casaba con su pareja en su tierra. Esto no le gustó a su entrenador y decidió apartarle de la plantilla, aunque el rosarino no tardó en fichar por el Colo Colo.

Su mejor etapa

Allí fue donde Vecchio demostró todo su potencial y brilló con el dorsal '10' a sus espaldas, llegando a conquistar dos títulos. Sin embargo, en 2015 su contrató finalizó y no siguió porque consideraba que el sueldo que le ofrecían no era aceptable, así que puso rumbo a Catar. Tras ello, tuvo una breve etapa en el Santos de Brasil y, finalmente, terminó en su actual club de los Emiratos Árabes: el Al-Ahli, donde ahora celebra un nuevo título.

[Más información: Ronaldo no pone límites a su Valladolid: "Vamos a intentar llegar a la Champions"]