Duelo de golpes en el Rayo Vallecano - Real Madrid durante los compases iniciales del encuentro. Ningún equipo conseguía abrir la lata hasta que pasado el minuto 20 desde las gradas del Estadio de Vallecas se pidió penalti de Vallejo. El colegiado no lo señaló en primera instancia, pero desde la sala del VAR le instaron a revisar las imágenes y González Fuertes tras verlas acabó pitando la pena máxima.

Noticias relacionadas

Penalti de Vallejo

Lo cierto es que el encuentro empezó con mucha intensidad por parte de ambos equipos y las ocasiones se sucedían en ambas áreas. Precisamente fue una acción de contragolpe del Rayo la que propició la jugada del penalti de Vallejo, pues desde la sala del videoarbitraje se decretó que el agarrón del '3' del Madrid había sido suficiente para ser castigado.

No obstante, el árbitro de a pie de campo no decretó nada en primera instancia y dejó seguir el contragolpe del equipo de Zidane, que terminó con el desacierto de Gareth Bale de cara a puerta tras un buen pase de Mariano Díaz. Mientras tanto, la afición rayista seguía sin olvidar la acción anterior y reclamaban con fuerza el penalti, por lo que tras aviso del VAR, González Fuertes fue a verlo a las pantallas.

El Rayo aprovechó la oportunidad

Finalmente, el colegiado estimó que el agarrón de Vallejo era claro y, tras decretar el acierto del VAR, Embarba no fallaba desde los once metros y batía a Courtois para poner el 1-0 a favor del Rayo. De esta forma, la primera polémica del encuentro se sirvió traspasados los 20 minutos de juego donde la intensidad y las ocasiones no cesaron en ningún momento.

[Más información: Courtois vuelve a un once titular del Real Madrid con ocho cambios]