Zidane e Isco se saludan

Zidane e Isco se saludan EFE

Fútbol FICHAJES

Zidane deshoja la margarita del futuro de Isco

El malagueño es la gran duda en el Madrid mientras poco a poco se va definiendo el equipo de cara a la próxima temporada.

El Real Madrid sigue con su particular cuenta atrás y, una vez que el colegiado pite el final del partido de este lunes (de penitencia), solo quedarán seis partidos para que la temporada termine oficialmente para el conjunto blanco. Zidane sigue examinando su plantilla antes de que empiecen a llegar más fichajes tras los ya confirmados Rodrygo y Militao.

Algunas situaciones se van ya aclarando en el marco de la actual plantilla del Madrid. Por ejemplo, pocos son ya los que crean que Gareth Bale siga de blanco el próximo curso o, en el lado contrario, Marcelo tiene mucho más fácil seguir que antes de que volviera Zidane al banquillo. El francés sigue dando alguna que otra pista, como que Marcos Llorente necesita más minutos, los cuales podría encontrar fuera del equipo a partir de verano.

Pero hay un jugador que ofrece todavía muchas incógnitas y ese es Isco Alarcón. El del Arroyo de la Miel es, sin duda, uno de los grandes señalados de la temporada, pero también uno de los mayores beneficiados del regreso de Zidane... a priori. Fue un jugador importante para el francés en su anterior etapa y por eso le está dando la oportunidad de redimirse, pero nada asegura su continuidad.

Isco y Brahim, en un entrenamiento del Real Madrid

Isco y Brahim, en un entrenamiento del Real Madrid

Isco, una de cal y otra de arena

Zidane deja entrever que le quiere, pero a la vez deja la puerta abierta a su salida en verano. Una de cal y otra de arena. Este domingo, en rueda de prensa, dijo: "Es un jugador importante, me gusta". Pero antes, cuando le preguntaron por el malagueño dejó un enigmático "Aquí hay muchos jugadores con los que el club puede hacer caja".

En lo que no está engañando a nadie Zidane es en que está probando a Isco en cada partido. El '22' blanco acumula tres titularidades en los cuatro partidos dirigidos por Zidane y un total de 253 minutos disputados. Es decir, más de lo que había jugado en todo 2019 con Solari. Isco es de los que más ha jugado con Zidane desde que regresó, seña de que le quiere probar todo lo que pueda antes de tomar una decisión definitiva sobre su futuro. Contra el Leganés, sin ir más lejos, apunta al once por la baja de Kroos.

Nombres importantes para el centro del campo

Mientras Zidane no da una respuesta clara con Isco, cada vez suenan más nombres importantes para el centro del campo. Paul Pogba es el gran deseado del Real Madrid para el próximo verano, pero detrás del francés hay un plan B (Christian Eriksen) y otro que se mantiene en la agenda (Miralem Pjanic). Si solo viniera el francés no tendría por qué salir Isco, pero si llegan dos de ellos podría no quedarle otro remedio que coger las maletas.

Isco tiene que seguir demostrando en los partidos que quedan que merece un sitio en el Real Madrid. Él quiere seguir y es una decisión que tiene tomada desde hace tiempo, como ya adelantó EL BERNABÉU. Luego llegará el turno de que Zidane tome una de sus decisiones más complicadas en el cargo; a fin de cuentas, Isco sería una buena fuente de ingresos para hacer caja, como bien ha dicho el propio Zidane.

[Más información: Zidane: "Aquí hay muchos jugadores con los que hacer caja"]